Uso de la mesa de Luz como recurso innovador y motivador en nuestras aulas.

Partiendo de la idea de que los juegos con luces y sombras siempre han llamado mucho la atención a los niños, el uso de la MESA DE LUZ en nuestras aulas permite a los alumnos experimentar, sentir, manipular y crear en un mundo mágico a través de la luz y sus efectos.

 

Pero, ¿qué es una mesa de luz?

La mesa de luz se creó para visualizar los fotogramas, películas o ilustraciones transparentes sobrepuestas a la misma. Estas mesas suministran una iluminación uniforme a través de una cubierta translúcida iluminada normalmente con tubos fluorescentes debido al poco calor que emiten.

Concretamente en el campo de la educación hay que destacar que la mesa o caja de luz es un excelente recurso para el desarrollo de la percepción óculo-manual, el desarrollo de la motricidad fina, el aprendizaje de colores, formas, tamaños…, el desarrollo de la creatividad, la imaginación, el fomento del juego libre y la experimentación sensorial, así como para el aprendizaje académico de la lectoescritura, el lenguaje, las matemáticas, la música y las ciencias.

Su origen didáctico lo encontramos en los materiales utilizados por el método Reggio Emilia. En esta experiencia pedagógica se promueve una educación progresiva y cooperante desde la primera infancia, la cual se centra en los siguientes principios básicos:

  • El niño es el protagonista: los niños y las niñas son fuertes, ricos, capaces e interesados por establecer relaciones. Todos los infantes tienen preparación, potencial, curiosidad e interés en construir su aprendizaje y negociar en su ambiente
  • El docente es un investigador y guía: los docentes acompañan a los niños en la exploración de temas, proyectos, investigaciones y construcción de aprendizaje.
  • El espacio es un tercer maestro: el diseño y el uso del espacio promueve relaciones, comunicaciones y encuentros (Gandini, 1993). Cada esquina de cada espacio tiene su identidad y propósito, y es valorado por niños y adultos.
  • Las familias como aliadas: la participación de las familias es vital y toma distintas formas. Los padres tienen un rol activo en las experiencias de aprendizaje de los niños y ayudan a asegurar el bienestar de los niños en la escuela.
  • La documentación pedagógica con la que se trabaja: se utiliza como forma de hacer visibles a los niños y adultos como co-constructores de cultura y conocimiento. La documentación tiene muchos objetivos: hace a los padres conscientes de las experiencias de sus hijos; permite a los docentes entender mejor a los niños, evaluar su propio trabajo y compartir con los colegas.

(Fuente: http://bellellieducacion.com/filosofa-de-reggio-emilia/)

En este enfoque, la luz se considera un material, un lenguaje y una forma con la que los niños crean nuevos lenguajes y por ello la mesa de luz permite trabajar:

  • Estimulo sensorial:A través de la mesa se pretende estimular el sentido de la vista y ver más allá, colores más profundos, los detalles de una hoja, las siluetas marcadas etc.
  • Concentración:Cualquier material sencillo, se convierte en algo especial en la mesa de luz. Los niños pueden pasar largos ratos experimentando.
  • Relajación:La mesa de luz se utiliza en un ambiente de penumbra, lo que crea un ambiente relajado y tranquilo. Es un recurso ideal de juego antes de la hora de dormir.
  • Enfoque:La mesa de luz resalta tanto los materiales que el enfoque sobre estos resulta más fácil.
  • Magia: Es un recurso tan mágico y especial que el aprendizaje se convierte en una experiencia divertida y única.

Una vez que conocemos ¿qué es una MESA DE LUZ?, trataremos de explicar los…

Pasos para conseguir una MESA DE LUZ – DIY (Do It Yourself).

Hay infinidad de tutoriales en internet sobre mesas de luz caseras, con cajones, con mesas de madera, con contenedores transparentes de plástico,…

Os proponemos una muy sencilla:

Material necesario

  • Una caja de plástico transparente o translucida de buen tamaño.
  • Papel de aluminio o plata.
  • Papel Vegetal.
  • Luces blancas.

Paso a paso

1) Forrar con papel de plata el fondo y los laterales de la caja por dentro.

2) Colocar las luces encima del papel de plata y sacar el enchufe por un lateral.

3) Forrar la tapa de la caja por dentro con papel vegetal para evitar que la luz refleje directamente en los ojos de los niños.

4) Colocar la tapa sobre la caja, decorar la parte exterior y enchufar las luces para comprobar el resultado.

Finalmente, nos gustaría destacar una serie de…

Actividades para sacar el máximo partido a nuestra MESA DE LUZ.

  • Seriaciones y cálculo.

Unas simples fichas del parchís nos servirán para comenzar con las seriaciones así como la combinación de piezas imantadas transparentes, materiales tan motivantes para los alumnos que les permitirán adquirir nociones matemáticas futuras con su simple uso.

La suma también es una habilidad a trabajar con la mesa de luz.

Una bandeja transparente y materiales tan sencillos como el azúcar, la sal o la arena, nos permitirá trabajar la grafía de las letras y los números.

Por otro lado, podemos imprimir fichas de pre-grafía que los alumnos han de repasar con el rotulador mágico como pueden ser caminos rectos y ondulados, figuras geométricas,…

  • Narración de cuentos (lenguaje y comunicación)

Con el uso de fondos y paisajes de cuentos, podemos proporcionar a los alumnos una gran variedad de escenarios para la narración de cuentos reales o inventados.

Imprimiremos la silueta de los personajes en acetatos y permitiremos a los alumnos que inventen nuevas historias con los personajes que más les gusten.

Así mismo, si utilizamos diferentes siluetas de caras con diferentes emociones, podremos ayudar a los niños a expresar sus sentimientos y a  reconocerlos en los demás, a la vez que adquieren mayor vocabulario para expresarse.

Estos ejercicios nos permitirán desarrollar el lenguaje expresivo y comprensivo en los niños, así como ampliar su vocabulario.

  • Letras y palabras.

En este caso disponemos de gran variedad de ejercicios entre los que nos gustaría destacar:

  • Uso de letras traslúcidas para aprender y reconocer las letras del alfabeto.
  • Combinar las diferentes letras para formar palabras.
  • Utilizar palabras escritas en acetatos para reconocer el sonido inicial de las mimas.
  • Crear nuevas palabras cambiando una letra en la palabra.
  • Unir sílabas para crear los nombres de animales.

  • Experimentación y creatividad.

La mayoría de los niños son muy creativos y con pocos materiales pueden crear impresionantes construcciones.

En este tipo de actividades utilizaremos piezas de colores trasparentes e imantadas para que dejen volar su imaginación y construyan un bonito mundo de color.

Por otro lado, podremos utilizar radiografías que nos permitirán conocer por dentro los animales, nuestro cuerpo y objetos cotidianos.

Finalmente, nos gustaría destacar los beneficios pedagógicos que nos aporta el uso de la mesa de luz en nuestros entornos educativos:

  • Permite “aprender jugando” contenidos de matemáticas, lenguaje ciencias…, gracias a la manipulación de materiales enriquecidos por las luces y el ambiente especial que se genera al encenderla.
  • Aumenta la creatividad y curiosidad de los niños. Un simple cuadrado puede cobrar vida y convertirse en el protagonista de un mundo mágico de imágenes de colores transparentes.
  • El “objeto” no es un simple juguete, deja de ser un elemento inanimado para convertirse en el elemento que inspira y guía el juego del niño desarrollando así su poder de decisión y elección.
  • Nos permite crear ambientes muy ricos a nivel sensorial y manipulativo que invitan a los niños a observar, experimentar y disfrutar del juego libre y desestructurado, desarrollando en ellos una habilidad de interacción muy natural y respetando su ritmo de exploración y evolución.
  • Los niveles de observación, concentración y atención aumentan debido a la experimentación con las luces y sombras que se crean.
  • Favorece la relajación y el disfrute de los participantes, ya que la estimulación visual generada a través de las luces y los colores propicia una alta relajación en los niños y una gran experimentación.

Conclusiones

La introducción de la mesa de luz en nuestras aulas nos ayudará a crear un ambiente más motivante y enriquecedor a la vez que desarrollará en los alumnos un pensamiento más creativo y lleno de luz y color.

Bibliografía

  • AYRES, JEAN (2003): La integración sensorial y el niño. Trillas.
  • LEO LIONNI, (2012): Pequeño Azul y Pequeño Amarillo. Kalandraca Ediciones Andalucía.
  • LAGUIA, M.J. (1987). Rincones de la actividad en la escuela infantil de 0-6 años. Barcelona: Masson.
  • MONFORT Y JUAREZ (1989). Estimulación del lenguaje oral. Madrid: Aula 21.

Webgrafía

Emma de la Mano Carrasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.