Enseñanza de una ciencia experimental en tiempos de pandemia

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

Introducción

Adoptar un modelo de educación online, aunque sea a causa de una pandemia, es una manera de acercarse más a nuestros alumnos. Dicho cambio en nuestro modelo de enseñanza requiere un gran esfuerzo no solo por parte del profesor, sino también por parte del alumno. El profesor debe adaptar la didáctica y el alumno debe mantener su interés, aumentar su autonomía y controlar su propio ritmo y horario (Díez de la Cortina, 2020).

Estos últimos meses, nuestros estudiantes se han visto obligados a dejar las aulas y adaptarse a una enseñanza online. Este sistema favorece enormemente el acceso a contenidos educativos y comunicación entre profesor y alumno, sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de riesgos a los que el profesor se ha enfrentado para salir victorioso de esta inesperada situación.

En el caso particular de la enseñanza de una ciencia experimental como la asignatura de física o química en Educación Secundaria Obligatoria, nos encontramos con algunas dificultades que hemos tenido que abordar. Dentro del currículo de esta asignatura se halla el tema de las reacciones químicas, básico para comprender conceptos que aparecen en nuestra vida diaria.

Propuesta didáctica: conociendo las reacciones químicas desde casa

La competencia digital es una de las siete competencias del currículo en nuestro sistema educativo, siendo necesario para su adecuado desarrollo abordar algunos elementos como la comunicación y la creación de contenido. En la propuesta didáctica de esta unidad se tratan dichos elementos.

En la enseñanza online es necesario:

  • Buscar un canal de comunicación como el correo electrónico.
  • Participar en plataformas virtuales de aprendizaje como Google Classroom, entre otras.
  • Usar herramientas de trabajo colaborativo online como: Google docs, presentaciones, Google Drive, pizarras online, etc.
  • Utilizar herramientas de videoconferencia como: Zoom, Meet, etc.

A través de estas herramientas los alumnos pueden compartir recursos, colaborar con otros, interactuar y participar en explicaciones del tema.

Figura 1. Laboratory. www.pixabay.com

La propuesta didáctica incluye la realización de una serie de tareas relacionadas con las reacciones químicas. La diversidad de las tareas dio lugar a una buena respuesta por parte de los alumnos. En cada una de ellas crearon contenidos: audios, textos, vídeos…

Algunas de las actividades que se pueden realizar online son las siguientes:

  • Práctica casera: Grabación de un vídeo en el que se reproduzca una reacción química con moléculas con plastilinas de colores, redactando respuestas breves y concisas a las cuestiones planteadas.
    • Práctica aula colaborativa: La industria química en nuestra sociedad. Organizar una puesta en común junto con los restantes grupos de clase. Para ello se puede adjuntar un artículo sobre la industria química en la tarea de la plataforma utilizada. En una videoconferencia se expondrán las conclusiones del grupo y se plantearán cuestiones para promover un debate.
    • Creación de un póster: Reacción química que convierte el agua con jabón en el arma más eficaz contra el COVID-19. Búsqueda de información en internet y elaboración de un póster con estos contenidos (Monje, 2020).

Figura 2. Washing hands. www.pixabay.com

Reacción química eficaz contra el COVID-19

Después de la definición de ‘reacción química’, pedimos al alumno que dé un ejemplo y explicamos la clasificación de las reacciones químicas. A continuación, compartimos en nuestra plataforma de clase la actividad propuesta con esta curiosa introducción:

Hace miles de años un accidente pudo provocar la invención del jabón. Según cuenta la leyenda, la grasa y las cenizas de animales sacrificados fueron arrastradas por la lluvia hasta un río, donde formaron una espuma con sorprendentes propiedades para limpiar la piel y la ropa. Los componentes esenciales del jabón, la ceniza de la leña de ciertas plantas y la grasa, fueron alterados por la historia y con el tiempo dieron lugar a una de nuestras defensas más efectivas contra los microbios patógenos.

Las plantas mencionadas son ricas en sodio. Aunque la sal deshidrata las plantas, para sobrevivir en un entorno salino deben acumular sal (cloruros sódico y potásico) en su interior. De este modo, obtienen por ósmosis el agua que necesitan (Monje, 2020).

Capacidad para destruir virus

La reacción química llamada saponificación es la que producen las cenizas ricas en sosa y grasa. La sosa (o la potasa) rompe los triglicéridos que forman las grasas formando la sal sódica del ácido graso y liberando glicerina. El ácido graso tiene un cuerpo apolar (parte grasa formada por carbonos e hidrógenos) y una cabeza (formada por el ácido COOH) que, al tener oxígenos, es polar. La reacción química de la saponificación es la siguiente:

Grasa + sosa = jabón + glicerina

Para los microorganismos, el jabón es extremadamente destructivo, debido a su bipolaridad. El jabón está hecho de moléculas bipolares, cada una de las cuales tiene una cabeza hidrofílica (se enlaza fácilmente con agua) y una cola hidrofóbica, que repele el agua y se adhiere a aceites y grasas.

Algunas bacterias y virus, incluido el coronavirus SARS-CoV-2, tienen membranas proteínicas y grasas (lípidos). Estas membranas están llenas de proteínas que permiten a los virus infectar a las células.

Las moléculas de jabón rodean cualquier microorganismo cuando nos lavamos las manos con agua y jabón. Las colas hidrofóbicas de las moléculas de jabón que flotan libremente evitan el contacto con el agua. Al hacerlo, se introducen en las envolturas lipídicas de bacterias y virus rompiendo las membranas. Las proteínas pasan al agua que las rodea al desprenderse de las membranas rotas, matando a las bacterias e inutilizando a los virus (Monje, 2020).

Se propone a los alumnos que creen un póster utilizando herramientas de internet para diseño de pósteres, e incluyendo dibujos, esquemas y texto. Después se les pide que respondan a un cuestionario online y que extraigan conclusiones y reflexiones sobre la importancia de este tema.

Conclusión

La enseñanza online es, sin duda, un mundo lleno de posibilidades y una oportunidad para actualizarnos, modernizarnos y desarrollar la competencia digital; sin embargo, tenemos que enfrentarnos a algunas dificultades.

Las familias juegan un papel fundamental. Ellas deben prestar atención al trabajo de los alumnos más jóvenes estableciendo rutinas. Para algunos alumnos de esta etapa será imposible seguir una enseñanza online, por la falta de esa figura que controla la clase, el profesor.

La falta de experiencia en la educación online es otro de los problemas que debemos superar tanto profesores como alumnos. La introducción de una parte no presencial en nuestro modelo educativo supondría una puesta a punto de los profesionales de la enseñanza en este mundo tecnológico.

Se puede motivar a los alumnos y atraer su interés poniendo en relación los contenidos de la asignatura (en este caso, las reacciones químicas) con temas de actualidad (como el coronavirus).

Referencias bibliográficas

Figuras

Figura 1. Bdyczewski. (31/10/2015). Laboratory [fotografía]. Recuperado de:

https://pixabay.com/es/photos/laboratorio-qu%C3%ADmica-temas-1009188/.

Figura 2. Ivabalk. (17/03/2020). Washing hands [fotografía]. Recuperado de:

https://pixabay.com/es/photos/el-lavado-de-manos-l%C3%A1vese-las-manos-4940148/.

Ester María Cayuela Peñalta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.