¿Sabemos guiar?

Mi nombre es Sebastián Fernández Pozuelo, soy docente de FP en el IES Virgen del Carmen en Puerto Real (Cádiz). Quiero exponer mi punto de vista sobre una de las funciones del profesorado como guías dentro del proceso enseñanza aprendizaje; Con el tiempo esta visión ha evolucionado llegando a una interacción más cercana entre profesorado y alumnado, rompiendo con la anterior estructura más inflexible que la actual, difuminando la idea de lo que es el profesorado y el alumnado en dos elementos más cercanos, haciendo una bidireccional en el proceso de integración de la nueva masa social, enriqueciendo tanto al alumnado como al mismo profesorado.

Los resultados académicos dependen de una serie de factores, que en algunos casos nos pueden sorprender de dos formas totalmente opuestas, alumnados con gran potencial y malos en el lado opuesto alumnado con aparentemente capacidades bajas y resultados bastante satisfactorios; Los variables de cada persona en un entorno docente son variables y cada uno de ellos tendrá un peso variable en el resultado final y lo que es más importante, después de la vida de estudiante en una inserción no solo en el tejido laboral si no en la sociedad como personas individuales, integradas en la sociedad y en el mundo laboral.

Debemos tener una serie de variables dentro de las diferentes capacidades y motivaciones para un correcto desenvolvimiento en el entorno escolar.

Dos grupos de alumnado en los puntos extremos:

  • Alumnado con buen potencial y malos resultados

Todos conocemos directa o indirectamente a los llamados chicos/cas con fracaso escolar y con mentes prodigiosas, muy inteligentes, atentos, respetuosos… pero con a lo largo del curso sus esfuerzos se van disipando entrando en la desidia, dejadez y fracaso escolar.

  • Alumnado con aparentemente bajas capacidades y buenos resultados.

Alumnado que ya sea por estar muy bien integrados socialmente, con compañeros/as, disfrutando de su entorno en general, van logrando unos resultados que en ocasiones superior a lo esperado.

¿Alumnado con bajas capacidades y buenos resultados? ¿Cómo puede ser?

Hay un refrán que dice: “Siempre hay tiempo para lo que se quiere”, al menos en mi caso interpreto que es una forma de decir que lo que la tarea que realizamos si realmente nos satisface, pondremos todo nuestro empeño y sacaremos lo mejor de nosotros.

¿Cómo conseguir los mejores resultados de alumnado?

Lograr el interés de todos y cada uno de los miembros de la comunidad educativa no es una tarea fácil y aunque por mucho que se haga nuestros “aprendices” tendrán que poner un mínimo de su parte para que esto funcione y a partir de hay el profesorado deberá de incentivar la participación de todos y de un modo activo, consiguiendo que se sientan integrados.

 Motivación

Todos necesitamos una motivación para realizar nuestras tareas, contra mas es nuestra motivación más nos esforzaremos en estas. Tener un banco de tareas dentro de la misma actividad, y abordarlas desde diferentes puntos de vista nos ayudará a lograr el interés de cada persona, focalizando esas tareas en función de cada perfil y de este modo captar la atención de cada una de las personas.

Todas las personas podemos ver, oír, saborear, oler, sentir, pensar…… pero, no todos percibimos igual, no percibimos de un mismo modo y esto será un factor a tener en cuenta, así lo que a una persona le llama la atención, a otra le puede causar indiferencia o incluso disgusto, tener en cuenta esto nos permitirá captar la atención y el interés de cada uno de ellos.

Cada una de las materias y/o actividades se puede abordar desde distintos puntos de vista y cada uno de estos puntos de vista captar a un grupo de discentes, que pueden irse agrupando en los diferentes proyectos de trabajo.

 ¿Tomamos un ejemplo en una materia concreta?

Dentro del módulo profesionalMontaje y mantenimiento de equipos de refrigeración”  dentro del 2º curso de “Técnico en Instalaciones Frigoríficas y de Climatización” nos podemos encontrar diferentes aplicaciones de refrigeración en el mercado, dentro de la tipología de cámaras frigoríficas usadas en carnicerías, naves industriales, procesos industriales, o el usado en los conteiner marinos etc.:

  • A un grupo de chavales les puede interesar la aplicación de NH3 (amoniaco) en conteiner marinos, junto con la instalación de estos equipos.
  • Otro grupo de alumnos les puede interesar la aplicación de refrigeración en expositores en centros comerciales.
  • Otros en la instalación y puesta en marcha de cámaras frigoríficas en pequeñas carnicerías.
  • Otros la instalación y puesta en marcha para refrigeración de grifos de cerveza.
  • etc.

Cada uno de estos puntos de vista de una misma realidad de la refrigeración, que es sumamente extensa y en el que permite que al menos una de las unidades didácticas del módulo, el propio alumnado pueda tener libertad de elección del proyecto a elegir y ejecutar en el taller, desde la parte eléctrica-automatismo hasta la parte hidráulica dejando la instalación totalmente funcional.

Aprendizaje flexible

La forma de llegar a todo el alumnado en el caso de diferentes perfiles es el aprendizaje flexible, con el cual marcaremos el objetivo de llegar a todos los perfiles.

El trabajo por proyectos es una buena opción de trabajo, el cual podemos dividir en varias fases para lograr esos objetivos:

  1. Conocimientos previos

El comienzo de cada nueva actividad requiere de unos conocimientos previos, sin los cuales no se podría hacer el punto de partida para estas actividades.

  • Explicación de los conocimientos teóricos previos.
  • Procedimientos de trabajo que se llevará a cabo. (diseño-instalación física y puesta en marcha.)
  • Herramientas informáticas a manejar (e-mail, internet, hojas de cálculo, procesador de texto etc.) y uso de herramientas de taller para la instalación.
  • Marcar las reglas de proyecto a realizar.
  • A que se le va a dar mayor peso en este proceso.
  1. Fase de elaboración del proyecto

El docente hará de guía y tratará de fomentar la creatividad en el alumnado y el apoyo en las actividades realizadas.

  • El alumnado trabaja en la elaboración del proyecto teórico y/o práctico.
  • El profesorado observa y de forma activa interactúa con el alumnado, tanto para correcciones, dudas, consejos etc. tratando que esa guía no sea de un modo dogmático.
  1. Fase de evaluación del proceso, resultado y conocimientos adquiridos

Durante el proceso y al final del proyecto debe realizarse la valoración del proceso de trabajo, resultado final y chequeo de los conocimientos y/o habilidades adquiridas.

En el caso de los ciclos formativos se hará por medio de unas competencias personales, sociales y profesionales que nosotros tendremos que seleccionar dentro del módulo profesional y la materia impartida en ese momento.

  • Valoración del resultado mediante los Resultados de aprendizaje (seleccionados según Orden).
  • Chequeo de la veracidad del trabajo realizado por el alumnado (mediante prueba escrita oral etc.), así conseguiremos por un lado saber que le ha aportado a los conocimientos de este y además remarcar que el esfuerzo debe salir desde cada uno de ellos.

¿HEMOS CONSEGUIDO LLEGAR AL ALUMNADO?

El objeto de este trabajo por proyectos es no aplicar de forma rígida el tradicional proceso de aprendizaje que aún sigue aplicándose, en el cual el profesorado explica y posteriormente se hace un aprueba escrita para valorar que el alumnado a memorizado una serie de datos y procesos.

En nuestro caso se transmiten por parte del profesorado al alumnado una serie de conocimientos previos necesarios para iniciar el proyecto y a partir de hay el nivel de cada uno de ellos lo marcará el alumnado. Por otro lado, el profesor tendrá que ser observador y valorar el trabajo de cada uno de ellos y hacer de guía en el proceso sacando el máximo de cada uno de ellos.

Así pues, un factor importante y de graduación por parte del profesorado es que este, sea capaz de captar el nivel de cada alumnado, fomentar el trabajo desde el punto de vista del interés particular y guiar a cada uno de ellos optimizando el potencial de cada uno de ellos individualmente y como grupo.

 BIBLIOGRAFIA

  • LEY ORGÁNICA 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. -LOE- (BOE-106, de 4 de mayo de 2006).
  • ORDEN de 2 noviembre de 2011, que desarrolla el currículo correspondiente de “Técnico en Instalaciones Frigoríficas y de Climatización”. (BOJA, 7 de Diciembre)
  • Guía de resultados de aprendizaje“ editado por ANECA “Agencia nacional de evaluación de la calidad y acreditación”

Sebastián Fernández Pozuelo

IES Virgen del Carmen en Puerto Real (Cádiz)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.