Los Rincones en el aula de Educación infantil en inglés

por | 1 diciembre, 2017

Cada vez son más las oportunidades que tenemos de poder comprobar cómo el trabajo por rincones es el más utilizado en las aulas de Educ. Infantil y es que, tal y como Bermejo y Ballesteros afirman (2014, pp. 160- 166) son numerosos los artículos, publicaciones e investigaciones que se están desarrollando en torno a esta práctica que, poco a poco, ha ido calando entre el profesorado de esta etapa educativa, de tal manera que es difícil entrar en un aula de Educación Infantil y no encontrarla organizada en espacios, en los que transcurre la jornada escolar de los más pequeños.

Los rincones han sido definidos por muchos autores, pero todos ellos parten de los pilares de la Escuela Nueva (Freinet, Decroly, Montessori) y de los principios pedagógicos de Piaget, Vygotsky y Ausubel.

Ibañez (1992) los define como espacios organizativos dentro del aula, que tienen que ser polivalentes y basados en el trabajo autónomo que el propio niño o niña gestiona y organiza. Otros autores como Parra (2011) los definen como espacios delimitados dentro del aula, donde el alumnado desarrolla actividades lúdicas, realizan pequeñas investigaciones, desarrollan sus proyectos, manipulan, desarrollan su creatividad a partir de técnicas aprendidas en los talleres y establecen relaciones de comunicación con los compañeros y con los adultos.

Otros autores como  Gallego (1994) señalan que la distribución del aula en rincones tiene unas implicaciones positivas en los procesos de enseñanza  y aprendizaje:

  • Genera ambientes cálidos que permiten a los niños y niñas sentirse satisfechos.
  • Conecta con las necesidades e intereses infantiles.
  • Facilita las interacciones personales y las relaciones con objetos, fomentando la cooperación entre iguales.
  • Potencia la autonomía personal y social en los niños y niñas y promueve la responsabilidad.
  • Favorece los procesos de socialización y posibilita las tareas individualizadas.
  • Atiende a la diversidad: tiene muy en cuenta a los niños y niñas con necesidades educativas especiales.
  • Desarrolla la creatividad infantil haciendo del juego el principal recurso didáctico.
  • Facilita los aprendizajes significativos.

Para que puedan funcionar necesitan espacios bien delimitados, concretos, flexibles y multifuncionales, sin olvidar la importancia de los materiales en esta forma de trabajar, ya que cada rincón necesitará un material determinado para que puedan realizar acciones diversas, posibilite la interacción de iguales y sea motivo de exploración.

Laguía y Vidal (2008, pp. 17- 26) afirman que organizar la clase por rincones es una estrategia pedagógica que responde a la exigencia de integrar las actividades de aprendizaje a las necesidades básicas del niño o, dicho de otra forma, es un intento de mejorar las condiciones que hacen posible la participación activa del niño en construcción de sus conocimientos.

Los rincones, entendidos como espacios de crecimiento (Quinto Borghi, 2005) facilitan a los niños la posibilidad de hacer cosas, a nivel individual y en pequeños grupos; al mismo tiempo, incitan a la reflexión sobre qué están haciendo: se juega, se investiga, se explora, es posible curiosear, probar y volver a probar, buscar soluciones, concentrarse, actuar con calma sin la obsesión de obtener resultados inmediatos a toda costa.

En esta manera de trabajar, el maestro lo primero que se debe plantear es cambiar su concepto de orden y confiar en que cada niño será capaz de realizar las actividades escogidas. Por lo tanto, tendrá que organizar y anticipar las condiciones indispensables para que el niño pueda jugar y desarrollar su potencial investigador y creador.

El hecho de que no ejerza un control directo sobre la clase y abandone el protagonismo clásico, en el que él era el único “conocedor” del saber, y facilite la creación de una red de interacciones entre los alumnos y el adulto, requiere confianza en sí mismo y en sus alumnos. Y esto solo se consigue poco a poco.

En todo trabajo por rincones, la imaginación juega un papel fundamental. Muchos de los materiales de juego puede ser reinventados a partir de materiales de deshecho. Se pueden también utilizar elementos de la naturaleza y otro tipo de materiales.

Es importante que el maestro analice qué objetivos pretende alcanzar con el material que se va a emplear, con qué criterios lo distribuye por clase, de qué manera ayuda a los mecanismos de construcción del pensamiento y qué aptitud adopta ante él el maestro desde su perspectiva de organizar y dinamizar la tarea educativa.

Como Bassedas, Huguet y Solé (1998, p.133) proponen, tiene que quedar claro cuánto tiempo se dedicará a esta actividad y, a grandes rasgos, cuál será la propuesta para un nivel determinado. Al programar los rincones también hay que tener en cuenta el interés que muestran los pequeños, así como la variedad y la secuenciación de la propuesta en función de los objetivos que se quiere alcanzar. Conviene combinar rincones de todos los tipos así como combinar rincones que exigen nuestra presencia más activa con rincones que potencian un trabajo más autónomo por parte de los pequeños.

MI PROPUESTA DE TRABAJO POR RINCONES EN INGLÉS

Divido el aula en 6 rincones donde procuro, además de trabajar la autonomía, la creatividad, las relaciones personales, etc., mis alumnos y alumnas manipulen la lengua inglesa de manera natural tanto escrita como oral:

  • Rincón de las construcciones

Realizamos actividades enfocadas al conteo en inglés donde los niños y niñas puedan jugar a los bolos o a aparcar coches contando en inglés, asociando la cantidad a la grafía, a la palabra inglesa, etc. Suelen tener que anotar los resultados obtenidos en el juego en la pizarra para luego poder transmitirlo al profesor cuando se acerque a dicho rincón.

  • Rincón de las letras

Hemos realizado juegos con pinzas para trabajar la secuencia de letras en palabras realizadas con el vocabulario de los colores, animales, ropa, el tiempo atmosférico, etc.

Para trabajar la fonética inglesa hemos jugado a “Shake of the day!!” que consiste en tirar los dados que contienen letras en sus caras para poder crear palabras que tiene que leer y escribir siguiendo las reglas fonéticas inglesas que aprendemos diariamente en clase.

 

En este juego, han tenido que ser detectives de palabras, buscando entre muchos papeles las palabras ocultas que más tarde tenían que anotar en la pizarra de las averiguaciones.

Han repasado cada número, leído y aprendido las divertidas rimas de cada número para poder escribirlos.

 

  • Rincón del ordenador

Han visualizado las diferentes canciones trabajadas en clase a través de www.youtube.com

También han jugado con las letras, leído y escuchado cuentos a través de http://www.starfall.com/  y http://teacherhello.weebly.com/

 

 

  • El rincón de los puzles

Hemos jugado con pinzas, bloques lógicos, láminas, etc. para trabajar diferentes maneras las figuras geométricas, medios de transporte, números, etc.

  • El rincón del arte

A través de plastilina, palillos, gomets, copos de nieves, partes de animales, etc. Hemos trabajado los colores, las formas geométricas, los animales, artistas como Miró, etc.en inglés de manera participativa, lúdica y activa.

BIBLIOGRAFÍA

  • Blas Bermejo, Cristobal Ballesteros (2014). Manual de didáctica general de Educación Infantil y de Primaria, Ed. Anaya. Madrid.
  • María José Laguía, Cinta Vidal (2008). Rincones de actividad en la escuela infantil, 0- 6 años. Editorial Graó. Barcelona.
  • Bassedas, Huguet y Solé (1998). Aprender y enseñan en educación infantil, editorial Graó. Barcelona.

Nuria Loscos Pablo

C.E.I.P. Undués de Lerda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.