Formación Profesional Dual: F.P.D.

      Comentarios desactivados en Formación Profesional Dual: F.P.D.
FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

La formación profesional dual es una modalidad formativa dentro de la Formación Profesional (como también puede englobarse la FP Básica), esta Formación Profesional Dual se puede definir como un conjunto de las acciones e iniciativas formativas, mixtas de empleo y formación, que tienen por objeto la cualificación profesional de los trabajadores en un régimen de alternancia de actividad laboral en una empresa con la actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo, esta definición se extrae de la normativa encontrada en la página web del ministerio de educación en todofp, todo formación profesional dual en el sistema educativo.

La formación dual en el país, se regula por el Real Decreto 1529/2012 de 8 de noviembre, que se desarrolla el contrato para la formación del alumnado, el aprendizaje y establece las bases regladas de la formación profesional dual, esta formación tiene el objetivo de mejorar la calidad educativa, fomentar estos tipos de estudios, fortalecer los conocimientos aplicando lo estudiado en la vida real y, por último, (pero no menos importante) realizar un empuje del sistema educativo hacia el alumnado, para mejorar la inserción laboral, a la vez se proporciona al empresario, un trabajador el cual, puede ser de carácter productivo para la empresa, este convenio es siempre prioritario para dar una formación más enfocada a la vida real, sin  olvidar la opción que se le pueda otorgar una publicidad laboral.

Este último proyecto empleado por el Ministerio de Educación, tiene excelente resultados laborales y académicos. Un ejemplo del seguimiento y de las salidas profesionales que ha ocasionado esta formación la podemos tener en diversos estudios basado en varias comunidades autónomas (Cataluña y Aragón).

El curso pasado en la Comunidad Autónoma de Cataluña, 2017/2018, en la formación profesional, un 36,6% de los alumnos se pusieron a trabajar después de cursar sus estudios, mientras que un 37,97% de estos alumnos matriculados siguieron cursando estudios. Por otro lado, cabe destacar que el 14,04%, compaginan el estudio con el trabajo frente al 11,89% que están parados buscando empleo. Sin embargo, en la formación profesional dual del mismo año, más de la mitad de alumnos se quedaron en las empresas de trabajo. El 21,53% ampliaron conocimientos cursando más estudios. El 16,67% compaginaron los estudios con el trabajo. Y únicamente el 8,33% están parados buscando empleo.

En base a este estudio extraído del departamento de inserción laboral de las enseñanzas profesionales (1) del departamento de educación de la Generalitat de Cataluña del curso pasado. Denota que la formación profesional dual, tiene unos porcentajes muy positivos dentro del auge que está teniendo la formación profesional en estos momentos.

En la Comunidad Autónoma de Aragón, se contrasta que durante el curso educativo 2015 -016, los alumnos que estudiaron formación profesional dual, un 31,62% obtuvieron un contrato de seis meses y casi la mitad renovaron con un contratos de hasta doce meses.

En el siguiente curso lectivo 2016-2017, un 36,32% obtuvieron una prórroga de contratación de seis meses y más de la  mitad obtuvo un contrato de doce meses. Sin embargo, el curso pasado los alumnos que tuvieron una ampliación de seis meses fueron el 37,25% y el 55,56% obtuvieron una renovación de doce meses (2) .En esta Comunidad Autónoma también manifiesta un aumento de la inserción laboral en esta modalidad formativa teórico-práctica.

A consecuencia de estos datos, se refleja un aumento de alumnos que demandan este tipo de formación,  bien por su mayor salida profesional. Dentro de los estudios de ciclos formativos, se encuentra la formación profesional dual, mejora aún más el éxito de que el alumno pueda encontrar con mayor rapidez un trabajo deseado o una mejor formación en vistas de seguir formándose. Ya que en las empresas se trata de una manera más práctica todos los objetivos de los módulos que se pueden estudiar en las aulas.

Las diferentes Consejerías de Educación de cada Comunidad, están fomentando  este tipo de formación, porque tienen mejor aprendizaje práctico y pueden mejorar los objetivos didácticos.

Para el acceso a esta nueva modalidad formativa, primero, el alumno debe estar matriculado en un curso académico de la formación profesional. Una vez dentro del dominio del centro. Existen tres modalidades para cursar la formación profesional Dual, estas modalidades se aplican en función del departamento:

La primera modalidad se clasifica como A1; Se desarrolla desde el primer curso del ciclo formativo. La selección la hace la empresa. Los alumnos interesados de forma voluntaria se inscriben y la empresa selecciona a su candidato mediante un curriculum vitae, para pasar a formar parte de la empresa durante la formación. La segunda son las;  A2 y B. Se desempeñan en segundo curso del ciclo formativo, como el equipo docente ya conoce el perfil de cada alumnado, eligiendo al alumnado que cumple con los requisitos al perfil formativo.

Esta formación tiene diferencias en cuanto a algunas características respecto a la formación profesional:

Independientemente de cada modalidad, el alumno también asiste a las clases presenciales regladas en la formación profesional. Fuera del horario educativo (por festivos), el alumno debe seguir el horario laboral de la empresa.

Se le asigna un tutor dentro de la empresa, no siendo este el empresario, a no ser que sea una PYME y no hayan un volumen alto de trabajadores.

El alumno deberá hacer uso de esta formación como mínimo un año. No debiendo de exceder las 45 horas laborales semanales.

El alumno como aliciente tendrá una pequeña prestación por parte de la Seguridad Social.

Un requisito que estipula el departamento es el compromiso que hay entre el centro y la empresa, ya que debe de compaginar sus estudios con las prácticas en la empresa.

Desde el centro educativo, el alumno dispone de un profesor tutor, el cual hace de intermediario entre el centro y el tutor de la empresa. Para solucionar tramites o conflictos que puedan surgir durante las estancias formativas del alumnado.

Por parte del alumno, para justificar su asistencia y el tipo de formación a la que se somete, debe de rellenar unos documentos a modo de memoria, siento el seguimiento de cada trabajo realizado cada día. Además una vez finalizado el curso. El alumno también deberá de realizar un trabajo proyecto de fin de curso. Siguiendo las pautas que se le exigirán en cada comunidad autónoma (puede variar el formato, las plantillas y los documentos u objetivos).

Un beneficio de esta formación es que la empresa pueda disponer de material específico que en los centros educativos no dispongan, mejorando sus conocimientos y mejorando la calidad educativa.

Como fortalezas o ventajas la formación profesional dual puede ofrecer diversas aportaciones positivas, las cuales se pueden describir en función de los elementos que intervienen en el proyecto educativo:

Esta formación busca unos objetivos donde la formación profesional hasta hora aplicada carecían de mejora pudiendo así aumentar el número de matrículas de alumnos en los centros educativos, mejorar o aumentar la motivación del alumnado, ya que es el gran problema que se está presentando en la sociedad actual. Frente a la situación de crisis que está lidiando el país, esta formación mejora la inserción laboral, en base a los estudios aportados por diferentes comunidades autónomas. Otro objetivo es crear una cadena entre el centro y la empresa privada mediante un alumno y un profesor.

La principal preocupación y/o motivación a la que se lleva a esta formación es por el alumnado, siendo el pilar principal donde este tipo de educación paralela a los módulos, le puede aportar un contacto directo con las empresas y situaciones de trabajo reales. Una ampliación o enriquecimiento del curriculum vitae. Mejorar los contenidos estudiados con los trabajos desempeñados. Teniendo una pequeña remuneración por parte de la Seguridad Social que le ayuda a cubrir los gastos de transporte y/o dieta. Y si el alumno es capaz de llevar las clases del centro y las prácticas en la empresa, se puede sentir más motivado y seguro de su futuro respecto a sus compañeros.

De no haber alumnado, no se puede cumplir este proyecto educativo, las empresas también tienen su vital importancia, bien para dar salidas laborales o para mejorar y ampliar la formación. Estas tienen la ventaja que puede estudiar y evaluar los candidatos que pasan por la misma. Cosa que es mucho más positivo la entrega de un simple curriculum vitae. Además de formar un posible empleado con los criterios de la empresa, moldeando específicamente al alumnado en sus diferentes puestos de trabajo, ya que en las aulas se estudian los contenidos muy genéricos y las empresas se pueden dedicar a partes o bases del ciclo muy específicas. Sin obviar que la misma puede disminuye el coste de selección del candidato y reducir los márgenes de error ante una contratación continúa en la empresa.

El tutor de la empresa, es el encargado de hacer de intermediario entre empresa, el mismo alumno y el centro educativo. Formando al alumnado bajo las expectativas del empresario  transmitiendo los conocimientos y experiencia de la empresa.

El sector educativo tiene a las empresas como un ejemplo del perfil que se están buscando en las empresas y que se exige para su contratación, con el objetivo de mejorar la calidad educativa y el futuro de los alumnos. Con el conocimiento del alumnado de la formación profesional dual, puede verse ampliada la demanda de los ciclos que incorporen este estudio reglado. Además de certificar a alumnos con un reconocimiento, una mejor formación y motivados para insertarse en el mercado laboral.

Estos estudios reducen considerablemente el paro juvenil que está siendo un gran problema en la sociedad. Con la motivación y el compromiso del alumnado a realizar estos estudios, se reduce el absentismo escolar, siendo uno de los problemas que nos podemos encontrar en los ciclos formativos de niveles bajos en que los alumnos vienen de la educación secundaria y no tienen un “rumbo” predestinado para centrarse con sus estudios. Con esta formación reglada, el mercado laboral se enriquece de  alumnos más formados, lo que hace que suba la exigencia de las empresas hacia la búsqueda de trabajadores y arrastre a tener un país con personas más formadas o mejor formadas que hace unos años.

Referencias bibliográficas

Referencias de figuras

  • Serra Pla, Vicente (2019) Figura. Imagen de portada [Fotografía]

Vicente Serra Pla