Cómo preparar el examen de inglés con estudiantes que se presentan a las pruebas de acceso a la Universidad para mayores de 25 años

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

Se trata de un examen que se puede preparar con los alumnos usando diferentes libros en papel y materiales que encontramos en internet sin perder de vista que los alumnos pueden perder la motivación si no intentamos hacer un poco interactivas las clases.

En ocasiones las personas no pueden o no quieren seguir el ritmo que establece el sistema educativo. No por ello pierden la oportunidad de acceder a los estudios universitarios. Además de las vías comúnmente conocidas como son el bachillerato y la PAU o los ciclos formativos superiores, existen unas pruebas especiales a las que los estudiantes se pueden presentar y, si las aprueban, acceder a un grado universitario: son las llamadas pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25, 40 y 45. Como es habitual en estos casos hay una serie de requisitos que se deben cumplir si se elige esta vía de acceso a la universidad. El primer requisito y el más evidente es que los estudiantes deben tener la edad indicada durante el año natural en que se presenten a la prueba, es decir, 25, 40 y 45 correspondientemente, o una edad superior, claro está.

En este artículo nos centraremos en la preparación del examen de lengua extranjera inglés para la prueba de acceso a mayores de 25, pues cada prueba es distinta y los requisitos que se han de cumplir difieren. Antes de indicar los métodos para preparar esta prueba y a lo que realmente se van a enfrentar los candidatos, es relevante indicar el resto de requisitos que los alumnos deben cumplir además del de la edad: no pueden tener superada la PAU o equivalente, ni estar en posesión de un título de Técnico Superior de Formación Profesional, Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño, o de Técnico Deportivo Superior o equivalente, finalmente, no pueden tener ninguna titulación universitaria.

En tanto en cuanto a la prueba en general y a su preparación debemos tener en cuenta diferentes datos. En primer lugar debemos saber que esta prueba de acceso a la universidad se convoca solamente una vez al año y que el alumno dispone de un número ilimitado de convocatorias para superar esta prueba. Además, algo muy beneficioso si el estudiante quiere acceder a un grado en el que piden una nota muy alta, es que puede presentarse en convocatorias posteriores para mejorar la calificación obtenida. Por último, la calificación obtenida tiene validez indefinida. Normalmente estas pruebas se realizan en sábado, pues están pensadas para personas que trabajan y que deben conciliar vida laboral con los estudios y, en la mayoría de casos, con la familia también.

El examen de lengua extranjera forma parte de la fase general de las pruebas y no es necesario elegir inglés, también existe la posibilidad de examinarse por francés, alemán, italiano o portugués (BOE, 2008). No obstante, normalmente el alumnado elige el inglés, pues es la lingua franca a nivel mundial a partir de la Segunda Guerra Mundial. Esto se debe “a procesos socioeconómicos y geopolíticos que la posicionaron y consolidaron como lengua dominante en la política internacional, el comercio exterior, la ciencia, la comunicación, el cine, la televisión y la música debido a la omnipresencia cultural de los Estados Unidos en Europa y el mundo” (NSC idiomas, sin fecha).

Nos centraremos por tanto en la prueba de lengua extranjera inglés, la cual se puede preparar con los alumnos gracias a la ayuda de diferentes libros como el de Laura Garcinuño con el título "Prueba de acceso. Parte Común. Inglés" de SD Editores o el libro de la editorial MAD Inglés. Prueba común. Prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años. Debemos saber que con esta prueba se pretende evaluar la competencia pasiva y activa en una lengua extranjera, y que se valorará sobre todo la comprensión lectora y el dominio básico de la gramática y del léxico. Es por ello que ambos libros harán especial énfasis en estos aspectos. (Generalitat de Catalunya, 2017).

Los exámenes varían ligeramente dependiendo de la comunidad autónoma. No obstante, por regla general, los candidatos deberán responder a unas cuantas preguntas, algunas de las cuales serán de tipo objetivo, es decir, de respuesta cerrada y otras de tipo abierto a partir de un texto de unas 200 palabras aproximadamente. En las preguntas objetivas el candidato debe elegir la respuesta correcta entre una serie de opciones, o bien completar espacios vacíos o reformular una construcción mediante estructuras alternativas. En estos dos últimos casos tendrá que responder obligatoriamente en la lengua de la prueba, en nuestro caso, en inglés. En ciertos casos, algunas preguntas harán referencia al contenido del texto y otras se referirán a cuestiones gramaticales extraídas del mismo.

Las preguntas abiertas también estarán relacionadas con la comprensión del texto, y las respuestas correspondientes, de entre 40 y 60 palabras cada una, deberán redactarse en la lengua extranjera de la prueba. Forma parte de nuestra responsabilidad informar al alumnado si se descontarán puntos por cada error ortográfico, léxico, morfológico o sintáctico. Debido a que se da el caso, los libros que encontramos para preparar este examen se centran mucho en la ortografía, en el léxico, en la morfología y en la sintaxis. Sin embargo, si vamos a preparar a alumnos que se presentaran a este examen estos libros no nos aportarán todo el material que usaremos durante el tiempo de preparación, o, por lo menos, no deberían. Lo ideal es realizar diferentes exámenes con los alumnos para que practiquen y se enfrenten a una situación real en la que estarán sometidos a mucha presión. Para llevar a cabo esta tarea tenemos a nuestra disposición numerosos exámenes que se han realizado otros años y que son un material muy valioso, pues el candidato podrá ver lo que se ha pedido otros años y se podrá hacer una idea de lo que le pedirán. Las páginas web de las universidades y de las instituciones educativas publican estos exámenes, como es el caso de la Universidad de Valencia, la Generalitat de Catalunya y la Universidad del País Vasco, entre otras.

A pesar de que estas pruebas son voluntarias y que los alumnos las realizan porque desean continuar con su formación, no podemos olvidarnos de la motivación. Si como docentes nos centramos demasiado en seguir el libro o dosier que hayamos escogido y nos olvidamos de hacer las clases interactivas es muy probable que los alumnos se desmotiven y abandonen antes de llegar al examen. Para evitar que eso suceda podemos usar diferentes métodos como el comunicativo y trabajar por proyectos o por tareas. Olvidarnos de la clase magistral y del tipo de examen al que se van a presentar nuestros estudiantes es difícil en ocasiones pero nuestra labor como profesores no es solamente enseñar y prepararles, sino también hacer que este proceso de enseñanza aprendizaje sea ameno e interactivo. Es por ello que se puede hacer uso de los métodos indicados y, de vez en cuando, realizar sesiones de gamificación en las que los alumnos se olviden un poco del examen y aprendan mientras se divierten e interactúan con sus compañeros de aula.

Referencias bibliografíca

BOE núm. 283, de 24/11/2008. Rescatado de: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2008-18947&tn=1&p=20101217

NSC Idiomas. (Sin fecha). El inglés como lengua franca. Rescatado de: http://nscidiomas.com/es/novedad/el-ingles-como-lengua-franca-15.php

Laura Garcinuño. (2010). Prueba de acceso Parte Común Inglés. L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona): SD Editores.

MAD. (24 de febrero de 2011). Inglés. Prueba común. Prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años. Editorial MAD

Generalitat de Catalunya. (18 de octubre de 2017). Fase general: Lengua extranjera. Rescatado de: http://universitats.gencat.cat/es/que_puc_fer/25_anys/temaris_estructura/Fase-general/llenguaestrangera/

Referencias de figuras
PourquoiPas (2015). Figura 1. Estudiante mayor de 25 años leyendo. [Fotografía] Recuperado de: https://pixabay.com/es/photos/libro-bisel-leer-la-lectura-mujer-841171/
StockSnap (2015)

Figura 2. Estudiantes mayores de 25 años trabajando en grupo. [Fotografía] Recuperado de: https://pixabay.com/es/photos/personas-ni%C3%B1as-mujeres-estudiantes-2557399/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.