El modelo Flipped Classroom en la asignatura de lengua extranjera, Inglés

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

La educación ha avanzado a grandes zancadas en el último siglo y lo continúa haciendo. Actualmente existen diferentes metodologías y modelos pedagógicos que los docentes podemos emplear para que nuestros alumnos aprendan de una manera más eficiente e interactiva. Si echamos un vistazo a las diferentes tendencias, rápidamente nos toparemos con el modelo pedagógico Flipped Classroom, o, como diríamos en español, clase invertida. Pero ¿en qué consiste este modelo? Según Amparo Luque, periodista y experta en infancia, se trata de “un método de enseñanza que, como su nombre indica, consiste en dar la vuelta a lo que se venía haciendo hasta ahora, invirtiendo el sistema educativo tradicional(Amparo Luque, 2017).

Figura 1. Niñas trabajando en equipo.

En concreto, el modelo Flipped Classroom sugiere que los estudiantes preparen las lecciones fuera del aula y antes de que tengan lugar. ¿Cómo? Lo que se propone es que en casa accedan a los contenidos de las diferentes asignaturas para que en el aula podamos realizar con ellos actividades más interactivas y dejemos a un lado la clase magistral. Los docentes de lengua extranjera inglés que queramos llevar a cabo este modelo pedagógico podemos grabar vídeos explicativos y trabajar con los alumnos a través de alguna plataforma educativa como pueden ser Edmodo o Moodle. En el caso de la asignatura de lengua extranjera ya tenemos infinidad de vídeos explicativos en YouTube que podemos modificar o usar directamente. Sin embargo, no podemos olvidar que “flippear” una clase es mucho más que editar y distribuir vídeos. Se trata de combinar la instrucción directa con métodos constructivistas, es decir, realizar un enfoque integral que apoye todas las fases de un ciclo de aprendizaje. Según Aaron Sams, miembro de la junta FLN y coautor de Flip Your Classroom: Reach Every Student in Every Class Every Day, “Uno de los mayores malentendidos es que el principal componente de FL es el uso del video […] Aunque el vídeo es un importante componente de Flipped Learning, el beneficio más valioso es el mejor uso del tiempo de clase para que los estudiantes participen en actividades que impliquen el desarrollo de estrategias de aprendizaje de nivel superior(Aaron Sams, 2012).

Hay algo que debemos tener muy presente en el caso de la asignatura de lengua extranjera inglés y es que nuestros alumnos pueden tener grandes dificultades si les hacemos ver vídeos que están enteramente en lengua inglesa. Por ello es interesante hacer uso de las TIC y poner subtítulos en inglés a esos vídeos a través de algunos softwares o aplicaciones móvil gratuitas como Videopad, Easy Subtitles o Perfecto video. Además, es importante que agreguemos preguntas para hacer esos vídeos más interactivos o para ver si hay algún contenido del vídeo que no asimilan del todo bien y que debemos repasar o tratar de otra manera. Para editar los vídeos y añadirles preguntas podemos usar algunas plataformas gratuitas como Playposit, Teachem, o Edpuzzle.

Figura 2. Niño hablando.

Además de tener en cuenta estos aspectos si elegimos comenzar a emplear el modelo Flipped Classroom, debemos tener en cuenta que es clave proporcionar a nuestros estudiantes un entorno flexible. ¿Qué significa esto? Debemos ser flexibles en nuestras expectativas en los tiempos de aprendizaje y en la evaluación de los estudiantes. No todos los alumnos son iguales, por tanto, no todos adquieren igual la lengua extranjera ni avanzan al mismo ritmo. Es por ello que debemos llevar a cabo un enfoque centrado en el alumno, en el que el tiempo de clase se dedique a explorar los temas con mayor profundidad y a crear más oportunidades de aprendizaje del idioma inglés. De esta manera hacemos que los estudiantes participen activamente en clase para construir su conocimiento.

Entonces, ¿qué hacen los alumnos y qué hace el profesor en una clase de inglés en la que hemos aplicado el modelo Flipped Classroom? Antes de la clase los estudiantes son guiados por un módulo que pregunta y recopila respuestas, mientras que el profesor prepara actividades diversas y enriquecidas para diferentes estilos de aprendizaje. Al comienzo de la clase los estudiantes tienen preguntas concretas que han podido enviarnos a través de los vídeos que hemos editado. Por tanto, el profesor puede anticipar dónde tendrán dificultades sus alumnos. Durante la clase los estudiantes desarrollan competencias tan importantes como la comunicación oral y el profesor guía el proceso con feed-back y micro-lecciones. Y ¿qué pasa después de clase? Los alumnos continúan aplicando sus conocimientos y el profesor proporciona más recursos a través de plataformas online y vídeos.

Bibliografía

Figuras

Claudia Fernández Beltrá

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.