El éxito de las matemáticas prácticas en infantil y primaria: Método Abierto Basado en Números – ABN –

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

El estudio de las matemáticas es de vital importancia en las primeras etapas del desarrollo del niño. Por esta razón, se deben incorporar de una manera práctica y didáctica en la infancia. Con las matemáticas se puede contribuir al desarrollo de la lógica, la relación espacio tiempo, y puede ser aplicado para que los niños aprendan a resolver conflictos desde una temprana edad. La evidencia científica en los últimos años ha apuntado que el éxito del aprendizaje de las matemáticas se puede intensificar cuando se enseña con juego.

Las matemáticas son de gran valor para el desarrollo cognitivo de los niños. Sin embargo, diversos autores afirman que se debe empezar la enseñanza desde un punto de vista práctico para que realmente se tome consciencia de su relación con la vida diaria. Las matemáticas no pueden ser vistas solo como un conjunto de números y problemas que luego no serán utilizados por los estudiantes, sino que se debe enfatizar que son aplicadas absolutamente todos los días, de diferentes formas.

Para que las matemáticas sean enseñadas en la infancia y primaria se pueden considerar ciertos elementos que el maestro debe ser capaz de proyectar. El primero es que debe llegar al aula de clases con una actitud positiva y que aumente la curiosidad de los niños. Debe proyectar emoción por el estudio de las matemáticas haciendo que los estudiantes se sientas motivados por aprender. Una buena actitud podrá garantizar la receptividad de los niños.

Es común que durante la infancia haya distractores que de manera sencilla y si mucho esfuerzo desvíen la atención de los infantes. Por eso, es fundamental tratar de mantener el foco en el estudio. A través de dinámicas, juegos y ejercicios prácticos. Pero también el maestro debe asegurarse de escuchar a sus estudiantes. Quizás pierdan la concentración cuando empiezan a aparecer sumas y restas pero esto puede estar motivado por alguna condición psicológica, emocional y social.

Estamos constantemente expuestos al mito de que las matemáticas son aburridas y difíciles. Romper con este estigma no es tarea sencilla pero sí es posible si se utilizan las herramientas adecuadas e incluso se si ponen en práctica valores como el respeto. Si escuchas a alguien quejarse de las matemáticas no lo increpes, muéstrate empático y que tienes respeto por su opinión. Progresivamente enséñale las múltiples ventajas del enfocarse en el estudio de esta disciplina.

¿Qué son las matemáticas?

Esta ciencia exacta ha estado en la historia de la humanidad desde sus inicios. Se encarga de estudiar las propiedades y semejanzas entre las figuras geométricas, los números (decimales, naturales, pares, impares), símbolos y otros elementos. Su principal apoyo lo encuentra en la lógica, debido a que al ser una ciencia que no da lugar a errores requiere que las personas puedan establecer conjeturas bien fundamentadas. La matemática incluye diversas ramas como el álgebra (análisis de estructuras), aritmética (estudio de los números), estadísticas (aplicadas principalmente en las ciencias sociales) y la geometría (busca el vínculo entre el espacio y las figuras geométricas). De igual forma, guarda relación estrecha con las ciencias naturales, música, dibujo, química, psicología, entre otras. Los principios de la matemática están incluidos en cada elemento que conforma el universo, sin excepción.

¿Por qué aprender matemáticas?

  • La mente puede ser más ágil ante problemas complejos, de esta manera, podrá solucionar conflictos de una mejor forma.
  • A través de la objetividad y la lógica incita a los estudiantes a que busquen el por qué de todas las interrogantes que puedan tener y la verdad.
  • Ayudan al lenguaje para expresar nuestros pensamientos, ideas y emocionales con claridad y con una buena estructura.
  • Contribuye al pensamiento analítico y al desarrollo de la mente racional.
  • Puede ser clave para desarrollar los otros tipos de inteligencias mostrados por Howard Gardner.

¿Cómo debe ser la enseñanza de las matemáticas?

Las matemáticas no pueden ser solo la repetición mecánica de fórmulas, o la resolución de conflictos hipotéticos porque eso solo genera rechazo y desgana en las personas que lo están estudiando. En ese sentido, se requiere que los profesores hagan una previa investigación acerca de los postulados de cada contenido con el propósito de encontrar semejanzas con la realidad del infante. A partir de allí se puede combinar con otras disciplinas educativas como la biología, arte, educación física. Es decir, esta área no puede ser abordada desde un punto de vista abstracto y cuantitativo, en su lugar, tiene que ser una educación holística.

No hay técnicas infalibles para la enseñanza de las matemáticas porque cada grupo de estudiantes y cada niño o niña es diferente, tiene realidades y vivencias que no guardan relación con la que podría tener otra persona de su edad. Sin embargo, la evidencia científica ha apuntado a ciertos rasgos comunes que pueden contribuir al éxito del estudio de la misma.

Para enseñar matemáticas y hacer que los demás muestren receptividad es fundamental que estén empapados de información acerca de los temas matemáticos. Tienen que mostrar verdadera pasión.

Los profesores deben buscar la forma de que los contenidos sean entretenidos. No se trata de que los estudiantes sientan que tengan que estudiarlo por obligación sino que sientan genuino interés.

Promover el pensamiento crítico de los estudiantes. No solo que se les dé fórmulas sino que mediante la resolución de problemas los motive a pensar para que desarrollen sus propias habilidades mentales.

La matemática es exacta pero no por eso debe limitar a los niños, ellos pueden hacer conjeturas o hipótesis, lo importante es que a partir de allí ellos tengan las habilidades para aplicar fórmulas matemáticas.

Por su puesto se deben desarrollar una estrategia didáctica que vaya en consonancia con los factores que influyen en los patrones de aprendizaje. Es decir, el sexo de los niños, edad, conocimientos previos e incluso cómo es cada niño a nivel personal. A partir de aquí se pueden establecer estrategias innovadoras que vayan más allá del método de enseñanza tradicional donde se valore más la repetición y la memorización. Aunque los métodos deben ser creativos e innovadores deben cumplir con los objetivos de la cátedra, se puede decir que lograr el engranaje de todos estos elementos es un reto, pero no es una tarea imposible hacer que los estudiantes tengan éxito en el aprendizaje de las matemáticas, al tiempo que aprendn a pensar de forma más reflexiva.

¿Qué es el ABN?

Ahora bien, gracias al enorme avance de la evidencia científica se han llegado a nuevos métodos para el éxito en la enseñanza y aprendizaje de las matemáticas. Uno de estos es el método Abierto Basado en Números o ABN, el cual establece que los estudiantes deben ser capaces de tener autonomía en su proceso de aprendizaje para que encuentren solución en plena libertad, haciendo uso de sus habilidades y conocimientos. El mismo fue desarrollado por Jaime Martínez Montero, quien es doctor en Ciencias de la Educación. El método tiene como premisa que desde la infancia las personas aprendan a establecer una conexión con los números para que no sean vistos como una estructura rígida. En otras palabras, el ABN es un método abierto que toma en consideración toda la evidencia científica que existe hasta el momento.

Este método se origina a partir de problemas que se han podido identificar en las aulas de clases como apatía por el estudio de las matemáticas, a pesar de que se enseña a calcular existe un gran número de personas que tienen dificultad para realizar cálculos, rechazo a la palabra “matemática” y todo lo que conlleva, baja capacidad para realizar mentalmente operaciones sencillas como divisiones por una cifra o multiplicaciones.

El ABN según explica el autor puede ser empezado a aplicar desde los 3 años de edad. Su uso debe darse con más énfasis hasta sexto de primaria, porque es en esta edad cuando los niños son una esponja para retener conocimientos permitiendo que tengan mejor actitud hacia las matemáticas así como un buen rendimiento académico.

Los defensores de este método aseguran que su implementación en las aulas de clases es muy beneficioso porque los profesores aumentan el nivel de satisfacción al notar mejoras en los resultados. Asimismo, los alumnos de primaria pueden perfeccionar su capacidad para realizar operaciones matemáticas dos veces más rápido que con el método tradicional, sin necesidad de recurrir a trucos e incluso a calculadoras ¡Todo es mental! Con estos aumentan su autoestima y la percepción que tienen sobre sí mismos. Algunas operaciones pueden ser simplificadas porque los niños desarrollan su creatividad y buscan alternativas de resolución de conflicto mucho más prácticas.

¿Cómo aplicar el ABN?

El ABN según Jaime Martínez Montero puede ser puesto en acción mediante algún juego de cartas o descomposiciones. En algunos casos se emplea materiales reciclados para elaborar estas piezas didácticas.

Antes de empezar con esta técnica se deben seleccionar los juegos que sean apropiados para la enseñanza de las matemáticas porque el uso de los mismos en el aula de clases no tiene un propósito recreativo sino didáctico. Asimismo, deben ir orientados de acuerdo a la edad del estudiantado, considerando que deben estimular el pensamiento lógico así como la percepción espacial y visual. No necesariamente los juegos deben tener complicadas reglas que los niños deban seguir sino que pueden tener libertad para discernir e inventar nuevas modalidades del juego.

Juego de conexiones: Mediante preguntas de la vida diaria se busca que el niño establezca una relación verídica de cómo está presente la matemática y por qué. Un ejemplo puede ser que digan tres objetos que funcionan gracias a esta ciencia. A partir de allí ellos van a intentar dar una explicación de sus creencias lo que deriva en una relación de diversas operaciones mentales lógicas.

Interactivo: Con materiales reciclados como cartones y botones se pueden hacer manualidades, esta técnica es ideal para los niños más pequeños porque estimula los dos hemisferios de su cerebro. Al mismo tiempo que puede asociar, colores y formas con los números.

Memoria: A través de un tradicional juego de memorias se puede contribuir a que los niños recuerden mejor los conceptos y fórmulas matemáticas.

Puzzle: Armas figuras con piezas geométricas ayuda a incrementar la base del pensamiento matemático. Pueden ser desde figuras 3D (como Legos) hasta el tradicional juego de rompecabezas. Lo elemental es que los niños tengan que buscar estrategias, analizar, corregir y buscar soluciones para que las piezas encajen.

Matemáticas con dibujos: En lugar de que las sumas, restas o multiplicaciones sean con números se pueden hacer mediante dibujos. Es decir, el profesor podrá decirles a los estudiantes que cuenten hasta 20 con manzanas. Así ellos pueden ser creativos.

Música: La música guarda una relación bastante estrecha con las matemáticas debido a que estas dos áreas en combinación pueden memorizar mejor, estimular otros sentidos, ser más perspicaces. Su uso puede ser al integrar algún instrumento musical o canciones que hablen sobre fracciones o agrupación de números, por ejemplo.

Figura 1, Ábaco

Claves para la las matemáticas prácticas en infantil y primaria

En definitiva, lo principal es tener paciencia para hacer que los niños puedan aprender las matemáticas de forma práctica. Implementar el método ABN no sucede de un día para otro, sino que es un proceso con el cual los profesores deben estar verdaderamente comprometidos. Aún es una metodología nueva que no está siendo implementada en todos los países pero sí ha captado la atención de diversos autores quienes se han puesto manos a la obra para realizar investigaciones que la sustenten con evidencia científica.

Incluir juegos y materiales didácticos no implica gastar grandes sumas de dinero sino que los profesores y alumnos pueden hacerlo de forma práctico con lo que tienen al alcance, como materiales reciclables, son cientos de manualidades, juegos, formas y objetos que se pueden formar con un poco de ingenio. Asimismo, el método ABN propuesto por Jaime Martínez Montero es una oportunidad para propiciar el trabajo colaborativo entre estudiante permitiendo que desarrollen valores como el respeto, la tolerancia y la unión en la resolución de conflictos. Al final de las clases lo importante es que los estudiantes se sienten motivados, con ganas de seguir aprendiendo y sintiendo que sus intereses y preocupaciones están siendo tomados en cuenta. Muchas son las escuelas y maestros que se sienten motivados por esta nueva metodología y muestra de ello son los numerosos blogs de maestros que comparten sus experiencias y materiales como https://algoritmosabn.blogspot.com o https://calculoabn.com

Bibliografía y referencias

Marisol Tornal Landete

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.