Animación a la lectura en el aula de inglés

por | 6 junio, 2017

Con motivo de la semana cultural en nuestro colegio, el tema de la literatura ha sido el elegido para desarrollar diferentes actividades a lo largo de la misma en los cursos de 1º y 2º de Educación Primaria.

Considero, del mismo modo que lo hace María Domínguez  (2009, p. 21) en su libro “¡La lectura sí que es un regalo!”, la lectura como un gran descubrimiento tan importante que, aunque al principio solo se lean palabras o pequeñas frases sin mucho sentido,  más tarde éstas se pueden convertir en una actividad más placentera de lo que nunca podríamos haber imaginado.

Desde el área de inglés no quería dejar pasar esta oportunidad para trasmitir a mis alumnos y alumnas el placer por la lectura inglesa. En este caso, decidí decantarme por Roald Dahl ya que considero a este ilustre escritor un gran representante de la literatura infantil. Además, tal y como Isabel Borda propone (2006, pp. 88 y 89) en su libro “Cómo iniciar a la lectura”, al tratarse de niños de entre 6 y 8 años, nos encontramos ante lectores que se inician en la edad de los cuentos donde las hadas y la fantasía deber ser protagonistas principales de cualquier lectura, lo cual encaja perfectamente con las obras de Dahl.

Por otro lado, los  numerosos libros adaptados al mundo del cine hacían que esta experiencia se convirtiera en una todavía más cercana y significativa para todo el alumnado (“Matilda”, “My Big Friendly Giant”, “Charlie and the Chocolate Factory”…)

Sin más preámbulo, creé un Power Point que proyecté en una sesión donde dí a conocer quién fue Roald Dahl y porqué lo consideramos importante a día de hoy repasando sus obras más importantes y haciendo también un barrido por el mundo del cine al mismo tiempo que se les mostraba alguno de los trailers de las películas que se han creado (muchas de ellas conocidas por ellos) a raíz de sus obras.

De esta manera, pronto despertamos la motivación en el alumnado y se les invitó a buscar información en sus casas y aportar todo tipo de material que pudieran conseguir ya que considero que la lectura debe ocupar un lugar importante en la vida familiar.

Pronto empezó a llegar al colegio todo tipo de material (en inglés y en castellano) relacionado con Roald Dahl donde todo era bienvenido y que nuestro alumnado enseñaba con orgullo.

Esta exhibición de los libros de Dahl, como Aidan Chambers afirma (2007, p. 35) en su libro “El ambiente de la lectura” les otorgó notoriedad y estimuló su interés así que comenzaron las voces que pedían leer pequeños fragmentos de estas obras que todos escuchamos con interés. Dicha exhibición, por tanto, fue esencial para un ambiente de lectura efectivo.

Dado el gran interés que los alumnos y alumnas despertaron por seguir leyendo estos libros y debido al tiempo limitado del que disponemos en horario escolar, se organizó un préstamo de estos libros, con el previo consentimiento de sus dueños, para que así todos los niños y niñas que lo desearan pudieran hacer partícipes a sus familias en la lectura de estos textos, en ocasiones dificiles por utilizar en ocasiones la lengua inglesa.

Una vez conocido a nuestro escritor y algunas de sus obras más importantes, entre todos decidimos nuestros 6 personajes favoritos en los que nos íbamos a centrar:

  • Matilda
  • My Big Friendly Giant
  • The enormous cocodrile
  • Fantastic Mr. Fox
  • Charlie and the Chocolate Factory
  • James and the Giant Peach

Estos 6 protagonistas fueron dibujados y pintados en diversos talleres internivelares donde participaron niños  y niñas de distintas clases de 1º y 2º de Educación Primaria .

Posteriormente, y continuando con los talleres interniverales entre distintos niveles, realizamos una de las actividades que más les gustó:

Tomando como referencia la obra “My Big Friendly Giant” donde este gigante tan especial se dedica  a coleccionar sueños de niños que guarda en tarros para luego distribuirlos por las noches a través de un soplo muy especial, se les propuso pensar en sus sueños (reales o imaginarios). Se le dejó un día para que reflexionaran en casa y decidirán cuál iba a ser el elegido.

Al día siguiente en clase, se les repartió una bote como el que nuestro amigo el gigante utilizaba para escribir en inglés (con mi ayuda) y dibujar su sueño favorito. El resultado fue esta preciosa estantería llena de las ilusiones de nuestros alumnos.

  

De este modo, tal y como Juan Mata afirma (2008, p. 72 ) en su libro “10 Ideas clave. Animación a la lectura”,  pusimos al alumnado en el centro del proceso de animación a la lectura, para que fueran ellos mismos quienes marcaran y emprendieran su propio camino lector animándoles a leer la obra completa en casa.

Desde el área de inglés lo que he intentado promover entre mis alumnos y alumnas ha sido brindarles oportunidades de exploración y elección personal, darles confianza, abrirles puertas, facilitarles nuevas experiencaias, descrubirles nuevos libros, indicarles horizontes diferentes, etc.

La última actividad que hemos desarrollado en torno a este motivador tema para ellos ha sido la creación de nuestro propio “mini book” con todos los personajes que hemos conocido a lo largo de esta semana.

De esta forma, la semana cultural ha llegado a su fin, pero todavía quedan varios meses de cursos en los que quizás nuestros alumnos se animen a la realización de otras actividades en torno a este tema (explicación de lo aprendido a otros cursos, representaciones teatrales, creación literaria de nuestra propia obra utilizando los personajes de Dahl…). Who knows?

El objetivo principal planteado para esta semana era acercar al alumnado un autor inglés de una forma activa,  lúdica y participativa al mismo tiempo que disfrutaran leyendo pequeños fragmentos de sus obras y conocieran a los protagonistas de algunas de ellas.  Creo que se ha conseguido con creces y que después de todas estas actividades, muchos de ellos han tomado los libros de Roald Dahl por voluntad propia buscando todo tipo de aventuras.

Para lograr este deseado hábito lector y que continúe en el tiempo,  María Dominguez (2009, pp. 24, 25) en su libro (“¡La lectura sí que es un regalo!”) propone algunas consideraciones a tener en cuenta a la hora de trabajar este aspecto con nuestro alumnado:

  • Es necesario contagiar nuestro entusiasmo por la lectura, por tanto, primero debemos entursiasmarnos nosotros.
  • Hay que tener en cuenta que los primeros pasos pueden ser dificiles, pero hay que ser constantes y crear momentos diarios, tanto en la escuela como en casa, para que la lectura llegue a convertirse en una costumbre.
  • Hay que tener varierdad de libros.
  • Debemos respetar el ritmo de lectura de cada niño.
  • No debemos utilizar nunca la lectura como un castigo.
  • Debemos darnos cuenta de que una de las razones para leer es porque con esta actividad aprendemos a utilizar bien el lenguaje porque sin el lenguaje no somos nada, no sabremos expresarnos y nuestros sentimientos y emociones se quedarán sin darnos la oportunidad de comunicar lo que sentimos.

 

Bibliografia:

  • Dominguez, M. , (2009). ¡La lectura sí que es un regalo! Santillana Educación, S. L.
  • Borda, I. (2006). Cómo iniciar a la lectura. Editorial Arguval.
  • Chambers, A. (2007). El ambiente de la lectura. Fondo de cultural económica.
  • Mata, J. (2008). 10 ideas claves. Animación a la lectura. Editorial Graó.

Nuria Loscos Pablo

C.P. José Camón Aznar (Zaragoza)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*