Inglés técnico en el ciclo superior de modelismo de la indumentaria.

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

Lo importante a la hora de elegir un autor y texto concreto con el que trabajar el vocabulario relacionado con el vestuario en los Ciclos Superiores de Modelismo de la Indumentaria es adecuarse al nivel de inglés del grupo y a sus intereses personales. Es preferible usar la versión original y completa que no una simplificada, ya que los aspectos relacionados con el vestuario son normalmente obviados en estas. Sin embargo, esto no es siempre posible. Existen numerosas versiones de teatro de autores clásicos ingleses y norteamericanos en las distintas editoriales que publican colecciones de lecturas que pueden servir para esta actividad. Elegir la que más se adecua a nuestros objetivos es primordial.

Un autor en el que signo teatral “vestuario” es esencial y aparece de manera reiterada en acotaciones y diálogos es Tennessee Williams. Este autor americano ofrece en todas sus obras detallada información sobre las prendas que algunos de sus personajes llevan. Esta caracterización pormenorizada no ocurre en todos los momentos, sería imposible e implicaría extensas y numerosas acotaciones, sino en aquellos aspectos en que el autor cree importante detenerse. Williams llega a obviar el traje de un personaje para centrarse únicamente en el tipo de nudo con el se ha hecho la corbata o a describir con detalle el vestido que un personaje lleva mientras no ofrece ninguna pista sobre el vestuario de los cuatro o cinco personajes que siempre están con él en escena. La lupa del autor, el lugar hacia donde la dirige, ofrece una importante información que no debe nunca ser obviada a la hora de analizar cualquiera de sus obras. En la clase de Inglés Técnico seguiremos esta lupa del autor para analizar el lenguaje por él empleado.

Todas las obras de Williams podrían servir para los alumnos de Modelismo de la Indumentaria, pero en especial hay una que encaja perfectamente: A Streetcar Named Desire. Será esta obra la que utilizaremos para describir el tipo de actividades que podemos hacer en el aula para poder analizar de manera más concreta cómo usar un texto para nuestros objetivos.

ANÁLISIS DEL VESTUARIO EN A STREETCAR NAMED DESIRE.

Tras la lectura de A Streetcar Named Desire por parte de nuestros alumnos como trabajo individual fuera del aula, utilizaremos varias sesiones para analizar junto a ellos tres aspectos que se repiten a lo largo de la obra:

  • El uso del vestuario como disfraz por parte de algunos de los personajes.
  • La importancia del acto de vestirse y desvestirse, su valor simbólico y su aparición en las acotaciones.
  • La simbología del pijama blanco de seda.

Trabajaremos en grupos de cuatro o cinco personas que analizarán las escenas o personajes que les indiquemos para finalmente compartir sus ideas o hallazgos con el resto de los alumnos y abrir un debate.

EL VESTUARIO COMO DISFRAZ.

La importancia del vestuario en Tennessee Williams está íntimamente ligada a la idea de huida de la realidad, de búsqueda de ese mundo ficticio que alguno de sus personajes construye para alejarse del dolor o del mismo paso del tiempo. El vestuario se convierte de esta manera en disfraz que oculta la verdadera identidad, una manera de alejarse del propio destino y de ponerse en la piel de otro.

Repartiremos entre los distintos grupos las escenas en las que este aspecto es más importante y les pediremos que busquen referencias en diálogos o acotaciones en las que Blanche utiliza el vestuario como ocultar su propia personalidad. Existen varios ejemplos a lo largo del texto:

La aparición de Blanche en la Escena Primera está marcada por una imagen en total desacuerdo con el contexto, con el barrio de Nueva Orleáns donde vive su hermana y cuñado. Su disfraz la delata. En la acotación previa a su entrada el autor así lo reconoce:

“Her appearance is incongruous to this setting. She daintly dressed in a white suit with a fluffy bodice, necklace and earrings of pearl, white gloves and hat. (…) There is something about her uncertain manner, as well as her white clothes, that suggests a moth”

Además de aquellos términos que describen tipos de ropa y accesorios, pondremos atención sobre los adjetivos utilizados para describirlos (“fluffy”), así como las comparaciones. El color blanco, claro símbolo de pureza, con las consiguientes referencias a la virginidad, la juventud o el matrimonio, adquiere otros significados en Blanche. Su edad y artificiosidad la hacen parecerse más a una polilla, como señala Tennessee (“a moth”), que a una paloma. Su vestido será un disfraz fallido, una mentira que a nadie logra engañar desde el primer momento. Tennessee quiere que el público sea consciente de este aspecto en la primera aparición en escena del personaje.

Al comienzo de la Escena Segunda en A Sreet Car nos encontramos con la siguiente acotación: “Blanche is bathing. Stella is completing her toilette. Blanche’s dress, a flowered print, is laid out on Stella’s bed” Todo esta preparado para la transformación. Un vestido de flores descansa inocente sobre la cama de Stella hasta que con las insistentes preguntas de Stanley sobre la herencia perdida ese mundo de fantasía empieza a desmoronarse. No es casualidad que un Stanley cabreado arremeta contra el baúl que contienen los vestidos de su cuñada:

“He pulls open the wardrobe trunk standing in the middle of the room and jerks out an armful of dresses”.

Los vestidos, por su cantidad y su calidad, no sólo son ejemplo del dinero que Blanche puede haber malgastado sino aquello que la separa de la realidad, que aleja a Blanche del mundo de Stella y Stanley. De ahí la obsesión por el vestuario de este último, como vemos en el diálogo que mantiene en la misma escena:

“Stanley. It looks like you raided some stylish shops in Paris.

Blanche: Ha-ha! Yes- clothes are my passion.

Stanley: What does it cost for a string of fur-pieces like that?

Blanche: Why, those were a tribute from an admirer of mine!”

Su disfraz es vendido como trofeos de caza ficticios, de amantes que luego comprobaremos en el drama que no existen. Las pieles, con su doble simbología de objetos caros, poder, y de animales de caza, trofeo, son una imagen recurrente en el teatro de Williams.

VESTIRSE Y DEVESTIRSE

A la hora de diseñar el vestuario de un espectáculo teatral es importante conocer el uso que de este se hace, su objetivo dentro de la trama. Los alumnos de Modelismo de la Indumentaria deben conocer el carácter metafórico del hecho de vestirse y desvestirse en la obra de Williams. Aunque está claro que las escenas de lo “cotidiano” ganaron importancia en el teatro más realista del siglo XX con el fin de mostrar la vida “no poética” de los personajes, el teatro de Tennessee Williams muestra numerosos momentos esenciales unidos a las acciones de vestirse o desvestirse, lo cual denota una importancia simbólica dentro de la obra y no una mera expresión de la realidad: que comemos, bebemos y nos vestimos.

A Street Car Named Desire aporta numerosos ejemplos de la importancia del acto cotidiano de elegir una prenda, ponerla sobre el cuerpo, ayudar a alguien a vestirse o quitarse la ropa frente a los demás. Las escenas mas importantes en lo relativo a estas acciones suelen estar configuradas en “dúos”, estructura que favorece la intimidad, la confidencia (como en el caso de las escenas entre Blanche y su hermana) o el enfrentamiento (Blanche- Stanley).

Stanley utiliza la acción de desnudarse como un símbolo de su libertad y repulsa a los convencionalismos y el mundo ficticio que su cuñada representa. Al igual que en el aspecto anterior, ahora pediremos a nuestros alumnos que vuelvan a revisar las escenas centrándose en el personaje de Stanley.

En la Primera Escena, segundos después de haber conocido a Blanche, Stanley hace una declaración de principios:

“Stanley:  My clothes are sticking to me. Do you mind if I make myself comfortable? (he starts to remove his shirt)

Blanche: Please, please do

Stanley: Be comfortable is my motto.

Stanley también aparece medio vestido al final de la Escena Tercera, tras haber discutido con su mujer, como así se describe en la acotación : “Stanley stumbles half-dressed out of the porch”. Blanche se queja en la Escena Sexta de la falta de educación de Stanley y comenta como este se pasea medio desnudo por la casa: “He stalks through the rooms in his underwear at night”

En la Escena Quinta de A Street Car, Stanley comenta con su cuñada las amistades que haya podido tener en el pueblo de Laurel. Una acción marca el comienzo de la conversación, como si de un punto de inflexión se tratase, un movimiento que coloca a Staley en su lugar preciso, que le devuelve un poder que teme perder dentro de la casa: Stanley se anuda la corbata. Williams lo detalla en la acotación previa al diálogo: “ Stanley knots his tie”. Así como Chance decía adiós a todos sus sueños, se rendía deshaciendo el nudo de su cara corbata, Stanley no pierde su interés por descubrir la verdadera identidad de Blanche y anudándose la corbata deja clara su decisión.

Cerca del final del drama, en la Escena Décima, Stanley llega a casa del hospital donde Stella va a dar a luz. Es el último dúo protagonizado por Blanche y su cuñado. De nuevo el acto de desvestirse liderado por Stanley adquiere una simbología importante. Stanley arremete de nuevo contra las joyas de Blanche, contra su disfraz. Lo hace desabotonándose la camisa:

Stanley: And come up with that – gorgeous- diamond tiara?

Blanche: This old relic!! Ha ha! It’s only rhinestones.

Stanley: Gosh. I thought it was Tiffany diamonds (He unbuttons his shirt)

La siguiente acotación que Tennessee Williams ofrece en la misma escena vuelve a tener relación con el acto de desvestirse de Stanley: “He starts removing his shirt”.  Toda la conversación esta orquestada en torno al cambio de ropa, el paso de llevar la camisa de jugar a los bolos con la que entra en escena a ponerse el pijama de seda que tanta simbología conlleva, como veremos en el siguiente apartado. Al igual que Blanche utiliza el rito de vestirse como una creación de su propio personaje, de su propia mentira, Stanley necesita un cambio de vestuario para la escena que va a llevar a cabo. (“Stanley: We had this date with each other from the beginning”). Stanley por un momento acoge las reglas de Blanche: es necesario el disfraz, el rito, para poder llevar a cabo la terrible acción que va a forzar con la hermana de su mujer.

EL PIJAMA DE SEDA

En este ejercicio no nos centraremos en un personaje sino en una prenda. El pijama de seda aparece en A Street Car Named Desire al final de en la penúltima escena.  Stanley abre un cajón de su cómoda para sacar orgulloso el símbolo por excelencia de la masculinidad en su total apogeo para Tennessee Williams.

“Stanley: Here’s something I always break out on special occasions like this! The silk pyjamas I wore on my wedding night”

Blanche: Oh

Stanley: When the telephone rings and they say, “You’ve got a son! I’ll tear this off and wave it like a flag! (He shakes out a briliant pyjama coat)” (Escena Décima)

Nuestros alumnos se centrarán en las referencias que se hacen a esta prenda en las escenas finales y les pediremos que las analicen desde el punto de vista simbólico.

La simbología que el pijama de seda tiene en el teatro de Williams se potencia en esta obra. La prenda ha sido la utilizada por Stanley en su noche de bodas y la romperá cuando le den la noticia de que ha sido padre. Es el símbolo de su sexualidad masculina, bandera de su fertilidad. El pijama es brillante, adjetivo que se vuelve a mencionar en la acotación al final de esta Escena Décima, cuando Stanley se viste.

Pediremos a nuestros alumnos que busquen referencias a la seda en el texto.

“Stanley comes around the corner in his green and scarlet silk bowling shirt” (Escena Quinta)

Aprovecharemos para revisar vocabulario relacionado con los materiales: aquel que aparece en la obra y el que podamos repasar de actividades anteriores.

En la Escena Décima, Stanley no sólo saca el pijama y lo muestra sino que al final de la escena se lo pone. El contenido sexual que el mostrar la prenda llevada durante la noche de bodas ya tenía se ve reforzado con el hecho de llevarla para atacar a una nueva presa, a su cuñada. La sexualidad de Stanley ya había sido descrita por Williams al comienzo de la obra: “Since earliest manhood the centre of his life has been pleasure with women, the giving and taking of it”. Su poder es demostrado, hacía hombres y mujeres según algunos acercamientos críticos a la obra, a través de la sexualidad. La victoria final sobre Blanche va a ser llevada a cabo por Stanley a través del sexo. Stanley se muestra ante Blanche con toda su armadura brillante antes del combate:

“The bathroom door open and Stanley comes out in the brilliant silk pyjamas. He grins at her as he knots the tasselled sash about his waist” (Escena Décima)

¿Cómo debe ser y diseñarse un pijama con esta simbología tan clara? Abriremos un debate en clase para que cada alumno pueda exponer sus ideas.

CONCLUSIONES

Una vez analizados los aspectos relacionados con el vestuario en la obra seleccionada -sea esta A Streetcar Named Desire o cualquier otra- es importante que los alumnos relacionen lo investigado y aprendido con su estudios de Modelismo de la Indumentaria. Así culminaríamos la actividad lingüística con el diseño y confección de una prenda en las que se tuvieran en cuenta cualquiera de las tres características analizadas en la obra.  El aspecto práctico que este análisis persigue estaría cojo si se queda solo en un estudio lingüístico y no tiene una versión práctica relacionada con el diseño de vestuario teatral.

 BIBLIOGRAFÍA

  • Fujita, M. y Shapiro, M. (2006). Transvestism and the onnagata traditions. Kent: Global oriental.
  • García Barrientos, J. L. (2007). Cómo se comenta una obra de teatro. Madrid: Editorial Síntesis.
  • García Barrientos, J. L. (2004). Teatro y ficción. Ensayos de teoría. Madrid: Editorial Fundamentos.
  • Stanislavski, C. (2004). La construcción del personaje. Madrid: Alianza Editorial.
  • Trastoy, V. y Zayas, P. (2007). Lenguajes escénicos. Buenos Aires: Prometeo.
  • Williams, T. (2000). A Street Car Named Desire and other plays. Londres: Penguin Classics.
  • Zapelli, G. (2006). Imagen escénica. San José: Editorial Universidad Costa Rica.

JUAN MANUEL FERNÁNDEZ PINA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.