Estrategias de comprensión lectora en Primaria.

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

Introducción.

La comprensión lectora afecta directamente al resto de áreas. Por un lado sus habilidades pueden facilitar una eficacia transversal al resto de aprendizajes, como por ejemplo en la resolución de problemas (Beltrán Campos & Repetto, 2006). Pero por el otro lado sus dificultades pueden generar dificultades en las otras materias o como apuntaba Hines (2009). un desarrollo insuficiente de habilidades sociales e incidir negativamente en la autoestima y el autoconcepto escolar.

Según apuntaba Ronsenblatt (1978) la comprensión lectora hace referencia a un proceso simultáneo de extracción y construcción transaccional entre las experiencias y conocimientos del lector, con el texto escrito en un contexto de actividad.

Marco conceptual.

La comprensión lectora es una habilidad compleja para los alumnos de primaria. Diversos autores han aportado definiciones de este concepto. Una de las más reconocidas es la de Urbano (2003), quien la describe como el proceso cognitivo por el cual el alumno procesa la información de una palabra, frase o texto escrito, integrándose con sus conocimientos previos realizando. Se produce por lo tanto una construcción del significado por parte del lector mediante su interacción con un texto escrito.

En relación a esta explicación se encuentra la de Gispert y Rivas (2010), quienes señalan que la lectura es el producto de la interacción entre un texto y un lector que construye la información según su propósito, conocimientos previos y las estrategias lectoras que pone en funcionamiento.

Otra de las definiciones la aporta Gómez (2011), quien afirma que el proceso de comprensión lingüística supone la interacción del lector con el texto, haciendo uso de los conocimientos previos, recursos cognitivos y experiencias previas lo cual va a permitir realizar anticipaciones sobre el contenido del texto y hacer sus propias interpretaciones.

Aunque todas las definiciones cuentan con diferentes matices todas comparten la importancia de diferenciar que la habilidad lectora está compuesta por dos mecanismos: la decodificación o habilidad lingüística para recibir la información y la habilidad cognitiva en la que el niño crea un un significado partiendo de un texto.

Factores que afectan en la comprensión.

Existen diversos factores que afectan directamente a la dificultad de la comprensión de un texto. Una de ellas se trata de las características de dicho texto. Según apuntaba Corredor (2010) los textos narrativos son más fáciles que los expositivos ya que cuentan con una estructura similar de un inicio, un desarrollo o nudo y un desenlace. Los niños están más acostumbrados a la narración ya que desde pequeños los textos con los que están familiarizados siguen este modelo. Por otro lado los expositivos son más complejos ya que se caracterizan por explicar con profundidad un tema, para poder informar de manera más completa al lector sobre un contenido. Esta ausencia de estructura fija hace más complejo para los alumnos entender las ideas claves del texto.

Otro grupo de factores que afecta al grado de comprensión de forma más transversal son las variables ambientales, tales como el ruido, la temperatura, el enfoque del texto, la motivación, la relación con el maestro y con el resto de compañeros, entre otras.

Por último las características del alumno afectan de forma directa a la comprensión de la lectura. Factores como los conocimientos previos, el vocabulario que maneja el alumno, la velocidad al leer o la motivación hacia la lectura influyen en la habilidad de comprender un texto nuevo.

Estrategias en la comprensión de textos.

La lectura es una práctica continua, uno de los recursos más utilizados durante la vida escolar que se convierte en instrumento fundamental para seguir aprendiendo a lo largo de la vida. Muy a menudo los fracasos escolares se generan por la carencia de esta habilidad.

Las estrategias de aprendizaje se interpretan como una toma de decisiones sobre la selección y uso de procedimientos de aprendizaje que facilitan una lectura activa, intencional, autorregulada y competente en función de la meta y las características del material textual (Trabasso & Bouchard, 2002). Estas estrategias de comprensión lectora son un cúmulo de saberes que el alumno utiliza para relacionar y construir un significado del texto leído. La comprensión estará asociada a las metodologías empleadas para analizar la nueva información.

Según consideraba Álvarez (1996) el proceso de enseñanza de la lectura necesita cada vez con mayor urgencia, del diseño de estrategias didácticas eficaces que partan de una modelación análoga a la complejidad de la lectura como actividad, tanto en su diversificación tipológica como en su estructura peculiar.

Solé (1994) establece varias estrategias antes de la lectura, durante la lectura y después de la lectura. Antes de la lectura se debe crear condiciones de carácter afectivo adecuadas, un encuentro anímico de los interlocutores, Durante la lectura Solé propone que es necesario que los alumnos hagan una lectura individual para familiarizarse con el texto. Más tarde se puede leer en pares o pequeños grupos, y finalmente intercambiar opiniones y conocimientos en función al propósito de la actividad lectora. Después de la lectura se debe proponer un trabajo reflexivo y crítico con el texto, tal como la creación de resúmenes, esquemas o comentarios.

Conclusiones

La comprensión lectora es un proceso complejo en el que se incluyen factores lingüísticos, como son los sintácticos, semánticos y fonológicos, pero también aparecen aspectos psicológicos tales como la cognición y la motivación. Los factores lingüísticos facilitan la decodificación del texto, pero para que el niño capte el significado literal y complementario se necesita de un proceso dinámico en el que se han de realizar conexiones entre los conocimientos previos y la nueva información del texto.

Bibliografía

Álvarez, L. (1996) La Lectura: ¿Pasividad o Dinamismo? En Educación. La Habana,

Beltrán Campos y Reppeto, E. (2006). El entrenamiento en estrategias sobre la comprensión lectora del enunciado del problema aritmético: un estudio empírico con estudiantes de Educación Primaria. Revista española de orientación y psicopedagogía. 17 (1), 33-48

Gispert, D. y Rivas, L. (2010). Alumnado con dificultades en el aprendizaje de la lectura. Barcelona: Graó.

Hines, S. J. (2009). The Effectiveness of a Color-Coded, Onset-Rime Decoding Intervention with FirstGrade Students at Serious Risk for Reading Disabilities.Learning disabilities research and practice. 24 (1), 21-32.

Rosenblatt, L.M. (1978). The reader, the text, the poem: The transactional theory of the literary work. Carbondale, IL: Southern Illinois University Press.

Trabasso, T., & Bouchard, E. (2002). Teaching readers how to comprehend text strategically. New York: Guilford Press.

Urbano, P. (2003). Comprensión lectora. Actividades para el alumnado. Málaga: Aljibe.

Figura 1: Biblioteca-electrónica-ebook-ebook. Gerd Altmann. Freiburg, Alemania. 2012. Recuperado de https://pixabay.com/es/illustrations/biblioteca-electr%C3%B3nica-ebook-e-book-1666702/

Ana Palomo Blázquez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.