Enseñanza de las matemáticas con el método Singapur.

por | 6 junio, 2017

Hace relativamente poco tiempo que descubrí el método Singapur, pero desde entonces lo aplico en mis clases con grandes resultados de éxito, por ello he creído oportuno escribir este artículo para que otros docentes puedan conocer este nuevo método de enseñanza de las matemáticas.

Este método, es aplicable a todos los niveles educativos, pues su propósito es en sumo sencillo: resolver problemas sobre la base de una adecuada lectura del planteamiento para conseguir una solución acertada.

¿Qué es el Método Singapur?

El “Método Singapur” es un programa que introduce a los niños desde los dos años en los conceptos pre-matemáticos, a través de un conjunto de actividades lúdicas basándose en la metodología del sistema educativo de la república de Singapur. Esta metodología aplica diferentes tipos de actividades que permite al profesor tener mejores logros con un mejor aprendizaje, así como actividades investigativas en forma atractiva, juegos con un material concreto en donde el aprender matemática será algo más que cognitivo “aprenderá jugando”.

Esta metodología para enseñar matemáticas desarrolla la comprensión, retención, gusto por la aplicación de las matemáticas y la resolución de problemas de la vida diaria a través de habilidades sencillas. Estos programas no apuntan a  memorizar sino a generar habilidades de fondo. 

Su cualidad ante otros métodos es la disposición gráfica de los datos y el manejo de algunos objetos para el apoyo a la comprensión, explicación y respuesta de los problemas. Su enseñanza va de lo concreto (material palpable) a lo pictórico (uso de imágenes y colores), para finalizar con lo abstracto (símbolos).

¿Por qué esta metodología?

En Singapur usan la metáfora del “bambú”, una exitosa planta que crece en toda Asia. El bambú tarda en salir a la superficie, pues prepara el terreno donde se asienta creando raíces que aprovechan al máximo su entorno. Más tarde, y por ese trabajo previo, crece rápido y fuerte desarrollándose de manera espectacular.

En Singapur comparan, con acierto, el desarrollo de esta planta con los niños. Igual que el bambú, el niño nace con un gran potencial en desarrollo; e igual que esta planta necesita que se trabaje previamente, creando las raíces de su  posterior desarrollo. Con el método Singapur se crean las raíces de un aprendizaje posterior.

Características del “Método Singapur”

Las bases de esta metodología se centran en los siguientes conceptos:

  • Enfoque C-P-A: concreto-pictórico-abstracto. Permite una aproximación significativa a las matemáticas, donde los niños se relacionan primero con elementos manipulativos concretos y luego con elementos prácticos de representación de los problemas. Cuando los niños ya se han familiarizado con los conceptos, avanzan usando representaciones abstractas tales como números, notaciones y símbolos.

  • Currículum en espiral: elaprendizaje de conceptos matemáticos se produce gradualmente, respetando el momento en el que el estudiante contará con la madurez  cognitiva adecuada para entenderlo. Por lo tanto, los temas son trabajados gradualmente, y se van revisando a medida que se sube a niveles superiores, con crecientes niveles de dificultad. La planificación paso a paso permite al profesor evaluar el aprendizaje a medida que avanza la enseñanza.
  • Variación sistemática: concepto basado en la teoría de Zoltan Dienes, que plantea la importancia de evitar la repetición; frente a un mismo procedimiento se deben generar pequeñas variaciones. Es decir, es una ejercitación reiterada de problemas matemáticos, pero con ajustes graduales en la dificultad, no es que los estudiantes repitan los mismo hasta memorizarlo o mecanizarlo, no se enseñan procedimientos como en la enseñanza de las matemáticas de manera tradicional, sino que se les ayuda atomar las mejores decisiones en ciertas circunstancias. De esta  manera el método Singapur apoya a los estudiantes para que consigan visualizar un problema de matemáticas de forma fácil y por tanto, produce la habilidad de generar estrategias mentales, lo que propicia el pensamiento flexible para que los estudiantes consigan la mejor estrategia para aplicar en una situación de cálculo.
  • Resolución de problemas: la propuesta metodológica de Singapur se basa en que las matemáticas es el medio para resolver problemas, y que esa es su función esencial. Destaca su currículo, centrado en la resolución de problemas, el cual resalta los siguientes aspectos: actitudes, metacognición, procesos, habilidades, y conceptos. En cada uno de ellos se especifican los elementos particulares que definen cada dimensión.

Imagen tomada de: http://www.ticen.info/metodologia

El procedimiento del  Método Gráfico de Singapur comprende ocho pasos para resolver cualquier problema en forma rápida y sencilla.

  1. Leer y analizar varias veces el problema.
  2. Determina sobre qué o de quién se habla.
  3. Dibuja una barra unidad (rectángulo).
  4. Lee nuevamente el problema frase por frase para evitar falsear u omitir información.
  5. Ilustrar las cantidades del problema.
  6. Identificar la pregunta guía, lo que ayudará a resolver el problema.
  7. Realizar las operaciones correspondientes.
  8. Escribir la respuesta con sus unidades.

Como podemos observar en estos pasos para el Método Singapur es muy importante la comprensión del texto que se lee, entender con claridad lo qué se requiere, para llegar a la respuesta adecuada “mirando” o “tocando” los componentes del problema. La actitud y participación del docente es clave, y claro su capacitación en el método, ya que es necesario que provoque el conocimiento a través del planteamiento de problemas, oriente a los estudiantes a tomar determinaciones adecuadas, y los conduzca a través de su propio conocimiento y posibilidades de resolución.

Todo lo anteriormente expuesto ha sido un pequeño resumen teórico de la metodología Singapur; pero toda teoría se entiende mejor con un ejemplo práctico, es por ello, que a continuación expongo un ejemplo de una sesión para la etapa de Educación Infantil.

Ejemplo de sesión para la etapa de Educación Infantil

Esta sesión tiene una duración de una hora y se compone de 4 programas de actividades:

KAMISHIBAI – Teatro Matemático: Se inicia la sesión con una representación teatral (en un pequeño teatro de madera) de un cuento interactivo. En el transcurso del cuento aparecen pequeños problemas matemáticos que los niños deben ir resolviendo para que el cuento pueda continuar. Esta actividad se realiza en gran grupo (aprendizaje cooperativo) a través de la manipulación de materiales concretos (láminas y medallones alusivos del cuento, piezas de Maxichain, etc.).

PLAYMATH – Juegos Matemáticos: Juegos de exposición para la resolución de problemas
matemáticos básicos a través del enfoque metodológico de Singapur C-P-A (Concreto-Pictórico-Abstracto). Se utilizan materiales como : “Tableros de  valor posicional” (centenas, decenas y unidades), la “Cadena lógica” para la relación entre cantidades y la “Recta numérica” que trabaja el sentido numérico sobre abstracto.

 

EQUIPOS MINDCHAMP – Inteligencias múltiples: Se realizan actividades y juegos estructurados que potencian los diferentes talentos del niño. Se utiliza el trabajo cooperativo de grupo de expertos, es decir, algunos niños que son “expertos” en esa actividad porque ya la han realizado con anterioridad explican al resto de su equipo como se puede resolver; los diferentes equipos ponen en común la resolución y se comprueba que hay diferentes formas de resolver un mismo problema llegando a la misma solución.

(Fuente: Lorena Ramos Martín. Imágenes cedidas por: Ticen Pedagogía Salamanca)

TUBOT – Iniciación a la robótica: Actividades a través de dos divertidos robot (ratón y abeja con lenguaje y movimiento autónomo), que inicia a los más pequeños en los principios de la robótica y de la programación; y a la vez les enseña matemáticas (números, sumas, restas…), ciencias, palabras…etc. Los niños abordan de manera secuencial la resolución de distintos retos, de dificultad gradual; para ello realizan un análisis previo en la resolución de problemas y programan pequeñas secuencias que debe ejecutar el robot.

 

(Fuente: Lorena Ramos Martín. Imágenes cedidas por: Ticen Pedagogía Salamanca)

Como conclusión resaltar que con el método Singapur no solo se estimulan las capacidades de los niños en las etapas iniciales, sino que se crean las bases de su desarrollo para las siguientes etapas generando una predisposición positiva hacia el aprendizaje. Con estas actividades el niño entiende las matemáticas como parte de su aprendizaje natural y se inicia en los principios básicos de la robótica y de la programación, aspectos importantes en la era tecnológica.

Lorena Ramos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.