La relevancia de los ámbitos transversales en Educación Secundaria Obligatoria

      Comentarios desactivados en La relevancia de los ámbitos transversales en Educación Secundaria Obligatoria
FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

Tanto a
nivel estatal como a nivel autonómico se establecen diferentes directrices para
que, en las asignaturas de Educación Secundaria Obligatoria, se trabajen
elementos transversales. En este artículo nos centraremos en dos ámbitos
transversales que son especialmente relevantes, que vienen estipulados por el
Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y que se trabajan concretamente en
Cataluña. Se trata de los ámbitos digital y personal. Ambos se pueden y se
deben trabajar en cualquier asignatura, pero para ellos debemos conocer qué
objetivo tienen y cómo podemos trabajarlos con nuestros alumnos.

Figura 1. Sala de ordenadores

Comenzaremos con el ámbito digital, el cual está muy de moda, pero que no todos los docentes terminan de llevar a cabo de manera adecuada. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte publicó en 2014 un Real Decreto en el que se habla, entre otros, de este elemento transversal. Este Real Decreto ordena que las Tecnologías de la Información y la Comunicación se tiene que trabajar en todas las materias “sin perjuicio de su tratamiento específico en algunas de las materias de cada etapa” (2014, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).

Pero ¿qué supone trabajar las TIC? Desarrollar en nuestros alumnos las competencias del ámbito digital implica que tenemos que enseñar usando las tecnologías digitales. La adquisición de las competencias digitales por parte del alumnado implica maneras específicas de trabajar, enseñar y aprender. Podemos afirmar que los entornos digitales favorecen el trabajo colaborativo del alumnado, lo cual nos permite crear y compartir conocimientos mientras les hacemos protagonistas de su aprendizaje. Del mismo modo ha de estar presente el uso responsable y ético de las tecnologías digitales. Nuestros alumnos son usuarios tecnológicos frecuentes, por lo que se sentirán motivados y necesitarán conocer cómo preservar los derechos fundamentales y conseguir el máximo potencial para su formación personal y académica.

Tal y como se indica al principio de este artículo, en Cataluña se trabaja el ámbito digital. En concreto, es la Generalitat de Catalunya el organismo que marca que los docentes de Educación Secundaria Obligatoria deben trabajar el ámbito digital en sus asignaturas. Del mismo modo, indica que las competencias digitales se estructuran en cuatro dimensiones que están interrelacionadas. Estas dimensiones son las siguientes: instrumentos y aplicaciones; tratamiento de la información y organización de los entornos de trabajo y aprendizaje; comunicación interpersonal y colaboración; ciudadanía, hábitos, civismo e identidad digital. (2015, Generalitat de Catalunya). Una vez indicada la teoría, los profesores debemos llevar a cabo diferentes técnicas para llegar a la práctica. Por ejemplo, podemos trabajar con los alumnos en la creación de un blog que usen a modo de portfolio y en el que los alumnos puedan ir subiendo algunas actividades durante el curso académico. Para ello necesitaremos tener acceso a aulas de informática o a ordenadores portátiles, algo que no siempre es fácil. En tanto en cuanto al trabajo por proyectos, una metodología muy de moda últimamente, podemos decir que la investigación que los alumnos deben llevar a cabo para realizar los proyectos se puede realizar en el aula de informática también. De esta manera estaremos trabajando con ellos las TIC y serán ellos los protagonistas del proceso enseñanza aprendizaje. Finalmente, hay un gran número de entornos comunicativos interpersonales online como eTwinning. Tales plataformas nos permiten realizar tareas en grupo con nuestros alumnos y compartirlas con otros docentes y sus alumnos en otras partes de España o del mundo.

En relación al otro ámbito transversal, el personal, cabe indicar que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte también señala en el Real Decreto 1105/2014 que se ha de fomentar “el aprendizaje de la prevención y resolución pacífica de conflictos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, así como de los valores que sustentan la libertad, la justicia, la igualdad, el pluralismo político, la paz, la democracia, el respeto a los derechos humanos, el respeto a los hombre y mujeres por igual, a las personas con discapacidad y el rechazo a la violencia terrorista, la pluralidad, el respeto al Estado de derecho […] y la prevención del terrorismo y de cualquier tipo de violencia(2014, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). La Generalitat de Catalunya, en el Decreto 187/2015, también nos habla del ámbito personal y social y señala que todas las materias deben contribuir a que los estudiantes aprendan a guiar su propio aprendizaje. Asimismo, supone la adquisición de un grado suficiente de consciencia de las capacidades intelectuales, emocionales y físicas propias, y el despliegue de valores como la responsabilidad, la perseverancia, el autoconocimiento y la construcción de autoestima (2015, Generalitat de Catalunya).

Figura 2. Trabajo en equipo

En un
período de la vida como es la adolescencia, las emociones y las relaciones
sociales juegan un papel muy importante. Los profesores deben prestar atención
a este ámbito personal y social del alumnado. Pero de nuevo ¿de qué manera
podemos realizar esta difícil tarea? Disponemos de varios métodos, podemos
incluir el trabajo por proyectos individuales y en grupo, y el aprendizaje
basado en tareas en las que los alumnos tengan que cooperar o ser autónomos.
Del mismo modo, podemos proporcionar a los alumnos rúbricas para que se evalúen
a ellos mismos y que evalúen a sus compañeros. A través de estas herramientas
los estudiantes pueden ser conscientes de su actitud hacia los demás y del
comportamiento de sus compañeros cuando se trabaja en grupo. También podemos
trabajar las diferentes emociones con los estudiantes para que reflexionen
sobre sus sentimientos. Si realizamos debates sobre temas cívicos, personales y
sociales también hacemos que los adolescentes fortalezcan sus capacidades
emocionales. Debemos ofrecerles la oportunidad de entender el valor del
diálogo, la cooperación, la solidaridad y el respeto a los derechos humanos
como los valores básicos de una sociedad democrática.

Bibliografía:

Referencias de figuras:

Claudia Fernández Beltrá