La competencia digital del alumnado Vs. Docencia online

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

INTRODUCCIÓN

Tal y como se infiere de la actual Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), el actual panorama social exige una educación flexible que potencie nuevas competencias y dote a nuestros alumnos de las habilidades necesarias para desenvolverse en una época de cambios constantes y aprendizaje continuo.

En el documento Proyecto Marco Común de Competencia Digital Docente” del Plan de Cultura Digital en la Escuela, octubre 2017, publicado por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de formación del Profesorado (Ministerio de Educación Cultura y Deporte), recoge un marco común de descriptores de la competencia digital docente, estableciendo que la correcta integración del uso de las TIC en las aulas requiere que los docentes y formadores deben tener la formación necesaria en esa competencia.

Dado que el aprendizaje basado en competencias se caracteriza por su transversalidad, su dinamismo y su carácter integral, el proceso de enseñanza-aprendizaje competencial debe abordarse desde todas las áreas de conocimiento y por parte de las diversas instancias que conforman la comunidad educativa, tanto en los ámbitos formales como en los no formales e informales. Su dinamismo se refleja en que las competencias no se adquieren en un determinado momento y permanecen inalterables, sino que implican un proceso de desarrollo mediante el cual los individuos van adquiriendo mayores niveles de desempeño en el uso de las mismas.

La introducción de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en el sistema educativo ha tenido como objeto fundamental facilitar el uso de estas herramientas por los estudiantes de enseñanza obligatoria. Al respecto, se alude a un concepto de competencia digital relacionada íntimamente con el manejo de las TIC pues implica el uso creativo, crítico y seguro de estas para lograr objetivos relacionados con la empleabilidad, el aprendizaje, el ocio o la integración social.

¿QUÉ ES LA COMPETENCIA DIGITAL?

Según la Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las competencias, los contenidos y los criterios de evaluación de la educación primaria, la educación secundaria obligatoria y el bachillerato, la competencia digital es una de las siete competencias clave del currículum en el Sistema Educativo Español.

La definición dada por el Ministerio de Educación y Ciencia para plantear qué se entiende por Competencia Digital es que:

“La competencia digital es aquella que implica el uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de la información y la comunicación para alcanzar los objetivos relacionados con el trabajo, la empleabilidad, el aprendizaje, el uso del tiempo libre, la inclusión y participación en la sociedad”

Fuente: Ministerio de Educación y Ciencia del Gobierno de España

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, al establecer el Currículo en Primaria, ESO y Bachillerato, señala que para un adecuado desarrollo de la competencia digital resulta necesario abordar un total de cinco elementos:

  1. Información
  2. Comunicación
  3. Creación de contenido
  4. Seguridad
  5. Resolución de problemas

¿CÓMO ABORDAR EN EL AULA LOS CINCO ELEMENTOS DE LA COMPETENCIA DIGITAL?

Si nuestro objetivo es que el alumno sea capaz de hacer un uso habitual de los recursos tecnológicos disponibles con el fin de resolver los problemas reales de un modo eficiente, así como evaluar y seleccionar nuevas fuentes de información e innovaciones tecnológicas en función de su utilidad para acometer tareas u objetivos específicos, desde el aula resulta necesario abordar los cinco elementos de la Competencia Digital.

INFORMACIÓN

Conlleva la comprensión de cómo se gestiona la información, analizar e interpretar la información que se obtiene; además de conocer y manejar diferentes formas de búsqueda y bases de datos.

Como docentes no debemos presuponer que nuestros alumnos, aunque sean mayores o de Enseñanza Secundaria, son capaces de realizar búsquedas de información. Aparentemente parecen competentes en este campo, pero realmente, la mayoría no lo son.

Desde el aula debemos enseñarles que para realizar una buena búsqueda de información que sea veraz y fiable hay buscadores específicos y bases de datos que probablemente desconocen, que más allá de Google, Yahoo o Wikipedia, existen otros buscadores más especializados para buscar información como puede ser: Google académico, Google books o Dialnet.

Por otro lado, es conveniente enseñarles a autorregular la búsqueda, para ello seguirán el siguiente proceso:

Autorregulación de la búsqueda:

Figura 2. Competencia Digital.

2. COMUNICACIÓN

Supone tomar conciencia de los diferentes medios de comunicación digital y de varios paquetes de software de comunicación y de su funcionamiento. Saber qué recursos pueden compartirse públicamente y el valor que tienen. Es decir, comunicar en entornos digitales supone compartir recursos a través de herramientas en línea, conectar y colaborar con otros a través de herramientas digitales, interactuar y participar en comunidades y redes; conciencia intercultural. En este ámbito, muchos de los alumnos creen erróneamente que comunicar en entornos digitales es escribir un Tweet, dar un like en Facebook o subir una foto o un comentario a Instagram. Una adecuada guía docente conforme a la edad del alumnado sería realizar distintas tareas con el uso de herramientas variadas como, por ejemplo:

  • Uso de herramientas de trabajo colaborativo online (documentos, presentaciones, wiki, pizarras online, etc.),
  • Participación en proyectos con otros centros utilizando herramientas de videoconferencia, por ejemplo, Teams.
  • Participación en foros de entornos virtuales de aprendizaje…
  • Publicación en blog o en la bitácora del centro de producciones multimedia o trabajos de aula.

Figura 4. Medios de comunicación en red.

3. CREACIÓN DE CONTENIDO

implica saber cómo los contenidos digitales pueden realizarse en diversos formatos (texto, audio, vídeo, imágenes) así como identificar los programas/aplicaciones que mejor se adaptan al tipo de contenido que se quiere crear. Así como, saber aplicar los derechos de propiedad intelectual y las licencias de uso.  

Aunque a simple vista este ámbito resulta sencillo, en la práctica no lo es; alumnos que “aparentemente” saben crear y editar contenidos nuevos porque realizan comentarios en foros o redes sociales, no saben usar herramientas ofimáticas simples como: Word, PowerPoint, Outlook, Excel…

Por esta razón, se hace necesario desde el aula “alfabetizar” a los alumnos en este ámbito. Una propuesta motivadora podría ser la creación de contenidos en distintas tareas o situaciones de aprendizaje que se lleven a cabo en el aula: recetarios, prensa escolar, escritura de un diario, composiciones escritas, carteles, itinerario de viaje (planos, mapas), resúmenes, mapas mentales, collages, posters, murales, etc.

4. SEGURIDAD

Implica conocer los distintos riesgos asociados al uso de las tecnologías y de recursos online y las estrategias actuales para evitarlos, lo que supone identificar los comportamientos adecuados en el ámbito digital para proteger la información, propia y de otras personas, así como conocer los aspectos adictivos de las tecnologías. En este ámbito, sería conveniente que desde el colegio  se desarrollen las competencias digitales en ciberseguridad que necesitan los menores, ya que “el conocimiento y la educación son la principal arma de seguridad”.

Desde el aula se pueden diseñar situaciones de aprendizaje en las que se trabajen:

  • Pautas para la protección de los dispositivos electrónicos como por ejemplo, utilizar contraseñas robustas (no fechas de cumpleaños, nombre de pila….), no realizar descargas de webs dudosas, tener la webcam tapada, etc.
  • Transmitir a los alumnos la necesidad de mantener un “bienestar digital” ayudándoles a gestionar el tiempo de uso de los dispositivos electrónicos y advirtiéndoles de los peligros que conllevan: adicción, problemas de sueño, ansiedad… para que sepan cómo evitar los riesgos generales para la salud física y el bienestar psicológico del mal uso de los medios digitales.
  •  Diseño de situaciones de aprendizaje a través de las cuales se pueda construir una identidad digital positiva, que mejore su reputación digital y futura empleabilidad y éxito personal.
  • Protección de datos personales y de la privacidad: los menores están ya acostumbrados a tener perfiles en redes sociales, en varias webs y en otras herramientas de comunicación como Whatsapp. Esto implica que comparten con millones de personas desconocidas datos y contenido personal que puede ser fácilmente sustraído por personas con malas intenciones Por ello, se les debe explicar para que se conciencien que lo primero que deben hacer es configurar la privacidad de las herramientas y webs que utilizan, no publicar contenido que pueda llevar a alguien a identificarlos y no aceptar la amistad de personas que no conozcan.

5. RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS:

Esta dimensión supone conocer la composición de los dispositivos digitales, sus potenciales y limitaciones en relación a la consecución de metas personales, así como saber dónde buscar ayuda para la resolución de problemas teóricos y técnicos, lo que implica una combinación heterogénea y bien equilibrada de las tecnologías digitales y no digitales más importantes en esta área de conocimiento.

Desde el aula se pueden diseñar situaciones de aprendizaje para este ámbito como:

  • Enseñar a tomar decisiones a la hora de elegir la herramienta digital apropiada, acorde a la finalidad o necesidad.
  • Proporcionar una amplia gama de formas creativas e innovadoras de utilizar las tecnologías para su aplicación en tareas diversas en situaciones cotidianas y escolares.

Estos cinco ámbitos, conllevan el desarrollo de una competencia digital, sin embargo, la adquisición de esta competencia digital requiere de una serie de actitudes y valores que permitan la adaptación a las nuevas exigencias que traen consigo las TIC. Esto proporcionará al alumno el desarrollo de una actitud crítica y realista con el entorno en el que se encuentre que le permita ya no solo valorar sus posibilidades sino el hecho de saber utilizarlas de una manera responsable.

DOCENCIA ONLINE

La correcta integración del uso de las TIC en las aulas para el desarrollo de la competencia digital del alumnado requiere, también, que los docentes mejoren para este fin, su capacitación pedagógica y su propia competencia digital.

En los últimos meses, debido a la pandemia de Coronavirus, la docencia online se ha convertido en una herramienta imprescindible para la continuidad del aprendizaje. Esta circunstancia, ha conllevado que los docentes pongan de manifiesto su competencia digital y se “reinventen” en la metodología empelada. En un breve periodo de tiempo, se han tenido que adaptar a clases online virtuales y telemáticas a través de plataformas educativas como Teams, Moodle, Class Dojo, Classroom e incluso creando Blogs; utilizando todos los recursos disponibles desde sus casas como libros digitales, páginas web o tutoriales y vídeos elaborados por el propio profesor.

Por todo ello, como reflexión final reflejar que las TIC no son herramientas complementarias, son necesarias para el aprendizaje y conocimiento en la actualidad.

  • REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Fernández-Miravete, Á. D. (2018) La competencia digital del alumnado de educación secundaria en el marco de un proyecto educativo TIC (1:1). EDUTEC, Revista electrónica de Tecnología Educativa, 63. Recuperado de: http://dx.doi.org/10.21556/edutec.2017.63.1027

  • Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las competencias, los contenidos y los criterios de evaluación de la educación primaria, la educación secundaria obligatoria y el bachillerato. Boletín Oficial del Estado, núm. 25, de 29 de enero de 2015, Sec. I. pp.6986.

REFERENCIAS DE IMÁGENES

  • Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. LOMCE. (2017). [Infografía] Figura 2. Competencia Digital.

  • Ramos Martín, L. (2 de junio de 2020). Figura 3. Autorregulación de la búsqueda. [Gráfico].

Lorena Ramos Martín

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.