Cuando el progreso se olvidó de la tecnología

Bienvenidos al futuro, una era de avances tecnológicos en todos los campos; Medicina, transporte, energías renovables, robótica, Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial…..pero, ¿Qué estamos haciendo para prepararnos de cara a esta época asombrosa que nos espera?

Ojeando la prensa nacional de estos años, asistimos a un despliegue fascinante de Nuevas Tecnologías asomándose a nuestro entorno y, cambiando el panorama laboral y social definitivamente en lo que ya se denomina “la cuarta revolución industrial”.

Según fuentes de la UE, se crearán 900.000 empleos en Nuevas Tecnologías en 5 años, hasta 2020. Solo el sector de las IoT (Internet de las Cosas) que incluye mercados tales como;  domótica, fitness, robótica personal, seguridad integrada, desarrollo sostenible, etc demandará unos 4.5 millones de expertos en todo el mundo en los próximos años.

Si bien son solo previsiones, parece lógico suponer que, en un entorno donde la media de visitas a nuestro móvil es de 150 a 200 por día, el número de usuarios de internet supera ya el 50% de la población mundial o la cantidad de robots en fábricas el año pasado creció en un 6%, la demanda de personal cualificado en tecnologías digitales debería ir en consonancia con tales cifras.

El texto de la LOMCE decía en su preámbulo XI: Las Tecnologías de la Información y la Comunicación  (TIC) serán una pieza fundamental para producir el cambio metodológico que lleve a conseguir el objetivo de mejora de la calidad educativa.

Todas las asignaturas en Educación Secundaria y Bachillerato se apresuraron a incluir en sus programaciones la utilización y despliegue de las TIC, aunque en algunos casos, esto se reduce a alguna presentación en Powerpoint y el visionado de videos en Youtube.

Sin embargo, la misma ley en su texto definitivo, relegaba a la asignatura de Tecnología, obligatoria hasta entonces, a ser una más entre una larga lista de asignaturas optativas que los estudiantes de 1º y 3º de ESO podían o no incluir en su currículo educativo. Asimismo, reducía el número de horas dedicado a Tecnología Industrial (TI) en bachillerato (un clásico en la formación de nuestros pupilos con inclinaciones hacia las ingenierías) y ajustaba, en la misma línea, las Tecnologías de Información y comunicación (TICO) más orientada a los sistemas informáticos. Así pues, los docentes nos veíamos obligados a impartir en la mitad de horas el mismo temario con la consiguiente pérdida de la calidad pretendida.

Solo un año más tarde, la Consejería de Educación de la CAM comienza un proyecto ambicioso introduciendo la asignatura Tecnología, Programación y Robótica (TPR) como obligatoria en los tres primeros cursos de la ESO y apostando por ella con inversiones en impresoras 3D, placas controladoras gestionadas por ordenador y formación para los docentes. El anterior temario de oposiciones de 71 temas en los que sólo uno se dedicaba a los sistemas informáticos pasa a tener 22 temas dedicados a robótica, programación, ofimática y otros del entorno de las Nuevas Tecnologías.

Propuesta didáctica : Display para temperatura ambiente. 
Curso: 4º ESO. Tecnología académica 
Contenido curricular: Introducción al lenguaje de programación de control. 
Tarjetas controladoras. Sensores, transductores . Componentes electrónicos. 
Objetivos: Saber analizar circuitos electrónicos. Manejo de instrumentación electrónica. 
Conocimiento del lenguaje de programación de placas controladoras.

Parecía así que nos poníamos a la vanguardia tecnológica en nuestra comunidad junto con el Reino Unido donde también se imparten tales disciplinas. Con ilusión y nuevas ideas, los docentes tecnólogos empezamos a arrinconar el taller y los proyectos más orientados al hardware y nos adentramos en el mundo de la programación orientada a objetos, las apps para móviles, el diseño asistido por ordenador o el entorno de JAVA, el lenguaje de programación más usado hoy día mundialmente.

Propuesta didáctica : Emulación entorno de seguridad por control remoto
Curso: 1º BCH. TICO I.
Contenido curricular: Introducción al lenguaje de programación. Tipos de Datos. Variables. Flujogramas.
Objetivos: 
Familiarizar al alumno con el pensamiento lógico de programación 
y los tipos de instrucciones en entorno de programación orientada a objetos.

Se celebran concursos de robots, se organizan exposiciones con prototipos impresos en 3D, se imparten clases de pensamiento lógico adaptado a la programación, se diseñan videojuegos convirtiendo así la asignatura en algo completamente distinto a la enseñanza tradicional, los alumnos llegan a olvidarse de todo mientras crean y analizan programas e incluso protestan cuando suena la sirena del recreo porque se les hace corto el tiempo de clase. ¿Cuántas de nuestras asignaturas pueden presumir de tal motivación para con nuestros alumnos?.

 
Propuesta didáctica: Prototipado por impresión 3D Curso: 3º ESO TPR Contenido curricular: Introducción al diseño asistido por ordenador. Funciones básicas en OpenScad. Codificación archivos impresión 3D. Funcionamiento impresoras 3D. Problemas comunes y resolución en impresión 3D. Objetivos: Adquisición habilidades y conocimientos básicos en la creación de prototipos para proyectos.

                                                                          

Propuesta didáctica: Escaneado de objetos en 3D
Curso: 3º ESO TPR
Contenido curricular: Introducción al diseño asistido por ordenador. 
Apps en tablets o smartphones para escaneado 3D. 
Codificación archivos impresión 3D. 
Modificación ficheros obtenidos y ajuste para impresión.
Objetivos: Adquisición habilidades y 
conocimientos básicos en la creación 
de prototipos para proyectos.

Sin embargo, toda la inversión económica, todo el esfuerzo personal realizado, toda la motivación se vieron bruscamente comprometidos con la publicación de la Orden 2398/2016 de 22 de julio de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte. Según establece ésta en su artículo 18 sobre la promoción de los alumnos,  la asignatura “TPR” no computa a dicho efecto por ser de libre configuración autonómica.

Mientras tanto ¿Qué ocurre en el resto del territorio nacional?. En Andalucía según el BOJA 28/07/2016 la tecnología sigue ateniéndose al currículo anterior donde la programación, por ejemplo, solo ocupa un pequeño espacio de tiempo y ni se mencionan la impresión 3D o la robótica. En Cataluña, sede del Mobile Word Congress, el DECRET 187/2015, de 25 d’agost concede algo más de importancia a estas disciplinas pero sigue manteniendo buena parte del anterior temario de oposición que data de 1993.

Poco importa que el alumno haya logrado los objetivos mínimos, al final, a la hora de promocionar al curso siguiente, nunca se tendrá en cuenta la nota que obtuvo en esta asignatura. Del todo queda así, olvidada, la Tecnología de cara a la administración.

Parafraseando a la asociación de profesores de Tecnología de la CAM; ¿Dónde queda la cultura del esfuerzo y trabajo diario si la propia ley  la olvida? ¿Cómo queremos tener más alumnos estudiando ingenierías, si a la edad en la que despiertan estas vocaciones transmitimos estos valores? ¿Así es como nos situamos a la vanguardia educativa mundial? ¿Es ésta la manera de promocionar el estudio de las N. Tec.?

Leyendo titulares del entorno privado y profesional; Telefónica no encuentra desarrolladores punteros ni científicos de datos suficientes. Google no da con ingenieros informáticos con capacidad para el tratamiento de datos; GMV tiene dificultades para fichar expertos en ciberseguridad. Los medios denuncian un futuro déficit digital en nuestro país cercano a 1.9 millones de trabajadores formados en tecnologías digitales en los próximos años.

En otras líneas se apunta a que el 65% de nuestros alumnos de primaria trabajarán en profesiones que aún no existen, en su mayoría afectadas por las N.Tec.. Términos tales como arqueólogos digitales, growth hackers, Big data analyzers llegarán a sernos familiares en menos de 5 años y los perfiles STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) se convertirán en esenciales en nuestro mercado laboral en un número cercano a las 400.000 personas.

¿Es posible llevar a cabo ese cambio profundo y adaptado a los tiempos a nuestro sistema educativo?, ¿podemos tal vez consultar a educadores, empresarios, universidades, etc antes de pensar en ideologías o intereses partidistas a la hora de elaborar los currículos, desarrollar las leyes o llegar a pactos educativos?.

Retornamos a un tiempo donde las asignaturas tradicionales continúan siendo cursadas obligatoriamente con todas sus connotaciones negativas y otras, parecidas, impulsadas por antiguas corrientes de pensamiento, reemplazan sin miramientos a nuestra Tecnología que tanto demanda el mercado laboral y nuestra sociedad.

Álvaro Cabrero Villajos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*