Archivo del Autor: Pablo Moreno Jiménez

Lapbooks: libros interactivos

Los lapbooks permiten aprender haciendo. Es un aprendizaje activo y manipulativo. Es una actividad donde el alumnado debe recoger información, planear la elaboración, manipular diferentes materiales y exponer los resultados. Es una actividad muy motivadora, visual y que permite interactuar. Sus beneficios son numerosos y se pueden adaptar a cualquier nivel educativo. Pueden servir para repasar contenidos ya vistos, para aprender nuevos contenidos y como actividades de ampliación.

Los códigos QR en los centros educativos

      Comentarios desactivados en Los códigos QR en los centros educativos

Hace ya algunos años que los códigos QR están extendidos en numerosos ámbitos de nuestra sociedad: restaurantes, entradas a eventos, alimentación, ropa etc. Sin embargo, estos códigos QR están siendo infrautilizados en el ámbito educativo. La versatilidad, sencillez y lo, hasta cierto punto, novedoso de estos códigos, hacen que merezca la pena conocerlos y utilizarlos tanto a nivel general en los centros, como a nivel particular en las actividades docentes.

Riesgos laborales en los centros educativos

Algo que suele pasar desapercibido para la mayoría de los docentes son los riesgos laborales  que se pueden producir en nuestro lugar de trabajo. Esos riesgos laborales se podrían clasificar en dos grandes grupos: físicos y mentales. Conocerlos, prevenirlos y saber tratarlos debe formar parte de nuestra labor como docentes. Cada centro debe contar con un plan de prevención de riesgos laborales y un plan o manual de autoprotección, además de una persona encargada directamente de los riesgos laborales en el centro.

Contaminación acústica en los centros educativos

Cuando hablamos de contaminación acústica, nos referimos al “exceso de sonido que altera las condiciones normales del ambiente en una determinada zona” (Asociación española de calidad, s.f.). Esto nos lleva a pensar en los ruidos que soportamos en las ciudades, provocados por la actividad humana: automóviles, fábricas, obras, alarmas etc. Pero, aunque esto es un grave problema en las ciudades, no menos grave es esta contaminación acústica en nuestros centros docentes. Numerosos estudios confirman las consecuencias negativas que un exceso de ruido continuado provoca tanto al alumnado – dificultad en los procesos de atención y aprendizaje -, como al profesorado -estrés, agotamiento y patologías de la voz – (OMS, s.f.).