Las luces y las sombras como herramienta educativa en nuestras aulas.

por | 3 abril, 2018

Desde los tiempos más remotos la sombra ha inspirado fantasías debido a su naturaleza huidiza, etérea, visible pero no palpable. Las luces y las sombras crean una magia capaz de transportarnos a los rincones más recónditos de nuestra imaginación, estimula la creación de imágenes mentales y desata la sorpresa.

De este modo, las luces y las sombras se convierten en una herramienta educativa para quienes trabajan con niños, generan motivación y nos permite encontrar nuevas propuestas para el aula; por lo tanto, son un recurso motivador que posibilita trabajar una gran variedad de objetivos como:

  • Desarrollar su creatividad y la imaginación.
  • Superar los miedos a las sombras y a la oscuridad a través de su comprensión.
  • Desarrollar la atención y la observación.
  • Empezar a desarrollar el pensamiento abstracto.
  • Provocar la expresión corporal, para desatar el movimiento de las manos, del cuerpo, para improvisar historias bajo el anonimato de la oscuridad y descubrir la luz que se oculta en objetos y pinturas.
  • Desarrollar sus habilidades plásticas.
  • Favorecer que los niños sean observadores de detalles.
  • Trabajar el vocabulario y el lenguaje mediante la representación.
  • Invita al juego y la experimentación.
  • Trabaja y agudiza los sentidos.
  • Les abre a las emociones, a ser ingenioso y a resolver formas de contar.
  • Desarrollo de la comunicación tanto verbal como no verbal.
  • Posibilitan variados aprendizajes y conceptos: forma, tamaño, etc.

Partiendo de las ventajas y cualidades que potencian los fenómenos “luz y sombra”, se pueden realizar actividades muy variadas que los niños disfrutarán. Estas actividades tendrán un carácter lúdico, ya que hablar de juego equivale a referirse a ejercicios de recreo que poseen valor en sí mismos, porque satisfacen a quienes los practican. Tanta es la importancia del juego que constituye uno de los fundamentos del desarrollo de la personalidad.

PROPUESTAS DE ACTIVIDADES CON LUCES Y SOMBRAS:

  • Teatro de sombras chinas: esta actividad se puede realizar tanto en el patio como dentro del aula, basta con tener una sábana de color blanco y un foco de luz. Lo único que hay que tener presente es que el sol o el foco de luz dé detrás de la sábana para que se creen las sombras. Los niños pueden intervenir en el teatro de sombras tanto como actores o como espectadores. Pueden interpretar con su propio cuerpo, con títeres o sombras chinas. El teatro de sombras es uno de los recursos educativos más completos que podemos trabajar en las escuelas. Fomenta el trabajo en equipo y la colaboración entre los niños, contribuye a desarrollar sus habilidades plásticas y su inteligencia emocional.

(Imagen tomada de: https://www.flickr.com/photos/morphicx/6314481796/sizes/l)
  • ¿Dónde está mi sombra?: Es un juego perfecto para hacer en el patio. Los niños tienen que encontrar su propia sombra. Una vez que la hayan encontrado, decirles que tienen que realizar una serie de movimientos rápidos para intentar despistar a su sombra. Los niños se darán cuenta de que no son capaces, que la sombra siempre les imita.
  • Pilla, Pilla de sombras: pisar la sombra del compañero, pero sin que te pisen tu propia sombra. Favorece la atención, la coordinación, la precisión de movimientos y la diversión.
  • Proyectar sombras con objetos y juguetes: actividades económicas y sencillas, con materiales que están al alcance de cualquiera; basta con una caja de cartón, una linterna (o el propio sol si se realiza en el patio) y objetos cotidianos del aula como: animales, señales de tráfico, bloques lógicos, etc. Estos juegos permiten trabajar multitud de conceptos: tamaños, formas, etc; además de posibilitar variados aprendizajes, como por ejemplo, que el sol se mueve a lo largo del día; que las sombras de primera y última hora son más alargadas, pero que al mediodía, cuando el sol está justo encima, las sombras son muy cortitas; que la luz se refleja en distintas superficies: sólidas, líquidas… Y muchísimas otras cosas que los adultos damos por supuestas pero que en los niños generan caras de entusiasmo y sorpresa.

(Fuente: Lorena Ramos Martín)
  • Proyección de la luz sobre un CD para crear un Arco Iris: para conseguir un arco iris, tan sólo tenemos que coger alguna fuente de luzy colocar un CD delante. Por ejemplo, si encendemos una vela y acercamos y alejamos el CD de la misma, observaremos impresionantes combinaciones de colores. Lo mismo ocurrirá con una bombilla, un foco, el propio sol… Cada tipo de luz dará lugar a una combinación de colores diferente; por ejemplo, en la imagen A se ha puesto un CD frente a una ventana cuando el sol está entrando de forma directa y se refleja el cd en una superficie cercana. En la imagen B se proyecta  la luz del sol o de la linterna sobre la superficie del CD.

(Imágenes tomadas de: http://www.experciencia.com/arco-iris-con-una-linterna/)
  • ¿Cómo me siento?: esta actividad es muy adecuada para trabajar las emociones. Los niños proyectarán sus sombras en el patio y con tiza dibujarán diferentes expresiones faciales de tristeza, alegría, sorpresa, miedo, enfado…

  • Dibujar el contorno que generan las sombras: dependiendo de los conceptos que queramos trabajar (formas, tamaños, longitud…), elegimos diferentes objetos cotidianos como animales de juguete, bloques lógicos, coches de juguete, etc. La idea es dibujar el contorno generado por las sombras y trabajar los conceptos que pretendíamos. Además, si la actividad la realizamos al aire libre la podemos completar planteando diferentes cuestiones como: ¿se pueden reseguir las sombras?, ¿y al cabo de un rato que sucede? ¿coincide la imagen trazada con la sombra?.

(Imagen tomada de: http://www.momes.net/Jeux/Jeux-et-animations/Jeux-de-recreation/Idees-de-jeux-avec-des-craies)

CONCLUSIÓN:

En una sociedad en la que la saturación tecnológica está tan presente, en la que los niños están acostumbrados a manejar dispositivos móviles a muy corta edad, los juegos de luces y sombras contribuye a estimular su imaginación y desarrollar sus habilidades de manera creativa.

El uso de las luces y las sombras no sólo tiene una gran aceptación en los niños sino que además es una actividad muy enriquecedora para ellos. Es un recurso motivador que ayuda al desarrollo de la creatividad, de la expresión y comprensión oral y del trabajo en equipo a la vez que trabajan distintas materias, superan miedos y trabajan conceptos abstractos.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

Lorena Ramos Martín

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.