La gestión de la privacidad y la concienciación digital en Educación Secundaria

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

El uso diario de dispositivos tecnológicos hace más necesario que nunca destinar tiempo en las aulas a enseñar a usar correctamente a nuestros alumnos, nativos digitales, las herramientas que tienen entre manos. Es más, esta alfabetización digital se ha convertido en una necesidad que debemos abordar desde nuestro sistema educativo (Area, 2014).

De hecho, la LOMCE establece, de entre sus competencias clave (las cuales proceden, a su vez, de las directrices de la Unión Europea), la competencia digital. Esta implica una correcta búsqueda, obtención y gestión de la información; al mismo tiempo que se usan los recursos tecnológicos de forma crítica, valorando sus cualidades y debilidades. También se valora la motivación por el manejo adecuado de las tecnologías y el respeto de sus principios éticos de uso (propiedad intelectual o derechos de autor).

Al mismo tiempo, se trabajan las competencias sociales y cívicas (convivir en sociedad); la competencia en comunicación lingüística (aprender a utilizar el lenguaje específico relacionado con soportes digitales); y el aprender a aprender (adquisición de habilidades para aprender a buscar y gestionar los contenidos, de forma cada vez más autónoma, de acuerdo con su edad e interés; con un espíritu crítico).

Por todo ello, dentro del Plan de Acción Tutorial podemos trabajar contenidos de concienciación digital para ofrecerles a nuestros alumnos ejemplos de buenas prácticas y medidas concretas que les sirvan de aplicación en su día a día.

Así pues, los principales OBJETIVOS que nos marcamos son:

  • Ayudarles a construir una identidad digital que no les perjudique en el futuro.
  • Aprender a gestionar su identidad digital y tomar conciencia de su importancia.
  • Familiarizarse con el concepto de “netiqueta” y comprender la importancia de seguir unas adecuadas pautas de comportamiento en la red.
  • Saber identificar contenidos inapropiados en Internet y actuar en consecuencia.
  • Aprender a utilizar adecuadamente contenidos con licencias y permisos de uso.
  • Reconocer los rasgos del ciberacoso para prevenirlo y denunciarlo.

Figura 1

Para ello, estos son los bloques de contenido que podemos abordar en el aula:

Privacidad e identidad digital.

La privacidad, según la Real Academia Española, es “el ámbito de la vida personal que se tiene derecho a proteger de cualquier intromisión”. Esta es necesaria, pues nos proporciona seguridad y nos permite elegir aquello que queremos compartir con los demás.

Una actividad interesante es investigar sobre lo que Internet sabe sobre nosotros mismos, conocida también como Egosurfing. Algunos de estos datos los hemos facilitado nosotros mismos, pero resulta curioso constatar que, a su vez, procede de amigos, conocidos u otras entidades. La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) nos recuerda que somos nosotros los dueños de nuestra información personal y nos proporciona una serie consejos para proteger nuestra privacidad en el siguiente vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=JOli4tNRelY&feature=youtu.be

Pero también cuando realizamos búsquedas en la red o comentarios sobre los demás dejamos un rastro que contribuye a formar nuestra huella digital. La suma de esta junto con otras “identidades parciales” como las de nuestros perfiles en las redes sociales construyen nuestra identidad digital, que es la imagen que proyectamos y ven los demás o, en otras palabras: “La identidad digital es el conjunto de información sobre una persona expuesta en internet y, por tanto, que le caracteriza y le diferencia de los demás”, según la plataforma educativa Internet Segura For Kids (IS4K).

Una mala gestión de la privacidad nos hace más vulnerables a otros riesgos como ciberacoso, fraudes, suplantación de identidad o el uso comercial de nuestra información personal por parte de empresas o aplicaciones.

Consejos para los alumnos.

  1. Utilizar contraseñas seguras y no compartirlas.
  2. Revisar los permisos que solicitan las aplicaciones que se instalan.
  3. Informarse sobre las condiciones y políticas de privacidad antes de crear una cuenta en una red social.
  4. Configurar adecuadamente las opciones de privacidad al crear el perfil.
  5. Revisar periódicamente las opciones de privacidad de nuestro perfil.
  6. Conectarse a páginas seguras.
  7. Valorar cuándo tener activados servicios como la geolocalización.
  8. No publicar excesiva información personal y pensar antes de publicar.

Estos se pueden ampliar en la web de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI): https://www.osi.es/es/tu-informacion-personal.

Promoción del uso seguro y responsable de Internet entre los menores: la netiqueta.

La netiqueta (net, ‘red’, y etiquette, ‘etiqueta’) se refiere a las normas de conducta y cortesía en el ámbito digital, así como a la necesidad de tener un comportamiento cívico en la red. Esto se traduce en respetar a los demás y saber distinguir los límites en Internet. Como son numerosas las ocasiones en las que nos comunicamos exclusivamente mediante texto, el no ver a nuestro interlocutor requiere un mayor cuidado. Por eso, seguir unas normas determinadas de comportamiento en la red contribuye a desarrollar una ciudadanía digital respetuosa.

Algunas consideraciones al respeto (OSI, 2012) son:

  • Ser siempre respetuoso.
  • Seguir las mismas pautas de comportamiento que cara a cara.
  • Cuidar la imagen (expresión escrita y ortografía da pistas).
  • Respetar la privacidad propia y la de los demás.
  • Conocer las peculiaridades de las redes sociales.

Fgura 2

Gestión de la información.

Para gestionar convenientemente la información, primero hemos de realizar una búsqueda efectiva de información en la red. En nuestro caso, debemos enseñar a usar los navegadores y a buscar por palabras clave o comandos para mejorar sus resultados. Y, sobre todo, infundir la necesidad de contrastar dichos resultados acudiendo a fuentes originales y de referencia.

En relación con esto, debemos trabajar la propiedad intelectual. Con la gran digitalización de contenidos, se desvirtúa nuestra forma de interactuar con los autores, puesto que “La digitalización de contenidos en Internet ha modificado sustancialmente nuestra forma de enfrentarnos y cumplir con los derechos de autor y propiedad intelectual e industrial” (IS4K).

La selección de contenido apropiado es otra piedra angular. Resulta muy fácil encontrarnos con contenidos que pueden resultar molestos o dañinos para los menores, ya sea en forma de imágenes, vídeos o textos; como aquellos que fomentan la violencia, el racismo, juegos de apuestas, contenidos pornográficos, etc. Por tanto, es importante presentarles estrategias para prevenir el efecto que pudiera ocasionar este tipo de contenidos (en la mayoría de ocasiones ilícito).

Tomamos como referencia el Informe RAXEN, portal de noticias contra la intolerancia (http://www.informeraxen.es). Otro documento es la recopilación de bulos que lleva a cabo la OCU (https://www.ocu.org/tecnologia/internet-telefonia/informe/recopilacion-bulos/y-saldran-mas).

Asimismo, las familias también tienen a su disposición una serie de herramientas de control parental (https://www.is4k.es/de-utilidad/herramientas).

Prevención del ciberacoso escolar.

Otro de los riesgos a los que nos exponemos es el ciberacoso; práctica en la que, tras una pantalla, se emiten juicios o difunden mensajes o imágenes para insultar, amenazar o acosar.

Tal y como recoge el informe elaborado por la ONG Save the Children (2014), y aunque hasta ahora han sido pocas las investigaciones al respecto, el fenómeno se extiende por la práctica totalidad de los centros educativos.

En este sentido, estableceremos, desde nuestro centro educativo, unas medidas de prevención y actuación claras e incidiremos en la comprensión del daño que producen estas situaciones: qué es el ciberacoso o ciberbullying, qué riesgos conlleva; cuáles son los roles de las personas implicadas (agresor/a, víctima/s y testigo/s); identificar y emplear conductas de prevención. Entre estas últimas, destacamos la promoción entre nuestro alumnado de habilidades como: la empatía, la asertividad, el pensamiento crítico, o la capacidad de evaluación de las consecuencias (Save the Children, 2014).

En definitiva, aprender a gestionar autónomamente la tecnología es un proceso largo y complejo, que pasa por diversos estadios: desde el descubrimiento, la familiarización y atracción hasta el riesgo de adicción y dependencia. De hecho, a pesar de la aparente familiaridad de los adolescentes a la hora de usar estos dispositivos y recursos web, su uso, como comprobamos, no siempre es el esperado. Por este motivo, ni los docentes ni las familias debemos permanecer ajenos a los constantes cambios del mundo digital, pues nuestra labor consiste en la formación de ciudadanos reflexivos, creativos, críticos y libres.

Referencias:

• Area, M. (2014). La alfabetización digital y la formación de la ciudadanía del siglo XXI. Revista Integra Educativa, vol. 7, núm. 3. Recuperado de: http://www.scielo.org.bo/scielo.php?pid=S1997-40432014000300002&script=sci_arttext

• Area, M. (2011). Tic, identidad digital y educación: cuatro reflexiones. Reencuentro, núm. 62, diciembre, pp. 97- 99. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/340/34021066012.pdf

• Giménez Gualdo, A. M., Arnaiz Sánchez, P., Cerezo Ramírez, F., y Prodócimo, E. Percepción de docentes y estudiantes sobre el ciberacoso. Estrategias de intervención y afrontamiento en Educación Primaria y Secundaria. Comunicar, vol. XXVI, núm. 56, pp. 29- 38. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/158/Resumenes/Resumen_15855661003_1.pdf

• IS4K. Internet Segura For Kids. (s.f.). Programa de Jornadas Escolares. Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

• Luengo Latorre, J. A. (2011). Ciberbullying: guía de recursos para centros educativos en casos de ciberacoso. Madrid: Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid. Recuperado de: http://www.madrid.org/bvirtual/BVCM013909.pdf

• Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las competencias, los contenidos y los criterios de evaluación de la educación primaria, la educación secundaria y el bachillerato. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. BOE núm. 25, de 9 de enero de 2015. Recuperado de: https://www.boe.es/buscar/pdf/2015/BOE-A-2015-738-consolidado.pdf

• OSI. Oficina de Seguridad del Internauta. (2012). Netiqueta, la educación en internet también importa. Recuperado de: https://www.osi.es/es/actualidad/blog/2012/11/14/netiqueta-la-educacion-en-internet-tambien-importa

• Save the Children. (2014). Acoso escolar y ciberacoso: propuestas para la acción. Madrid: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Recuperado de: https://www.savethechildren.es/sites/default/files/imce/docs/acoso_escolar_y_ciberacoso_informe_vok_-_05.14.pdf

Referencias de figuras:

Figura 1. [Imagen]. Recuperada de: https://pixabay.com/es/photos/ordenador-seguridad-candado-1591018/

Figura 2. [Imagen]. Recuperada de: https://pixabay.com/photos/security-protection-anti-virus-265130/

Paula Gómez Tarancón

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.