La educación emocional en el aula de infantil

FacebooktwitterpinterestlinkedinmailFacebooktwitterpinterestlinkedinmail
Print Friendly, PDF & Email

La educación emocional favorece el desarrollo intelectual de los niños y niñas, se debe aplicar tanto en el aula como en casa, trabajando de forma conjunta familia y escuela.

Cada día va teniendo más repercusión en el aula ya que es muy importante que los niños adquieran los contenidos educativos pero también es importante que sean felices, que aprendan a conocerse a sí mismos, gestionar sus emociones, aprender a pensar antes de actuar, canalizar sus emociones, etc. Y todo esto, debe trabajarse desde las edades más tempranas.

La educación emocional es un modelo educativo que se basa en los principios teóricos de la Inteligencia Emocional (consiste en percibir, comprender, manejar y utilizar las emociones). Es muy importante tratar las emociones y sentimientos para que el niño se sienta bien, conozca su estado de ánimo y el demás y conseguir un desarrollo óptimo.

Según Goleman, se refiere a la emoción como un sentimiento, estado biológico y una acción. Existen múltiples emociones que se consideran primeras emociones  y a partir de éstas se derivan otras emociones secundarias.

Por ejemplo:

  1. Ira: rabia, furia, irritabilidad, odio, violencia, furia, indignación, resentimiento.
  2. tristeza: pena, melancolía, soledad, autocompasión, desaliento, pesimismo, aflicción, desesperación, e incluso depresión.
  3. miedo: ansiedad, temor depresión, susto, terror, incertidumbre, preocupación.
  4. alegría: felicidad, tranquilidad, placer, gozo, diversión, contento, gratificación, satisfacción, euforia, capricho.
  5. amor: adoración, aceptación, confianza, cordialidad, enamoramiento, amabilidad.
  6. sorpresa: admiración, sobresalto, asombro desconcierto.
  7. aversión: asco, antipatía, disgusto, repugnancia, desprecio.
  8. vergüenza: culpa, remordimiento, humillación, pesar, aflicción, perplejidad.

Los objetivos de la Educación Emocional en la Educación Infantil, son los siguientes:

  • Fomentar la capacidad de esfuerzo y motivación ante el trabajo.
  • Favorecer el desarrollo integral de los niños y niñas.
  • Desarrollar el control de la impulsividad.
  • Favorecer la actitud de respeto y tolerancia.
  • Fomentar la capacidad de comprender y regular las propias emociones.
  • Desarrollar la tolerancia a la frustración.
  • Favorecer el conocimiento de sí mismo y el de los demás estableciendo relaciones afectivas.
  • Potenciar la autoestima y equilibrio.
  • Tener en cuenta la cantidad y calidad de las relaciones grupales, haciendo que sean numerosas y positivas.

Existen múltiples actividades que se pueden realizar con los niños de infantil, por ejemplo:

- En la asamblea, expresar sus emociones y sentimientos a los demás. (que se expresen y vean que son escuchados)

- Juego de decir cosas bonitas al responsable del día.

- Realizar actividades plásticas con diversos colores para plasmar como nos sentimos.

- Situarnos frente a un espejo e imitar diferentes emociones: alegre, triste, relajado, asustado, sorprendido, etc.

- Hacer la técnica de la tortuga cuando el niño se encuentre mal, pensar y después actuar, de ésta manera mejoramos el autocontrol.

- Leer cuentos que traten las emociones, como por ejemplo:

- Contar el cuento de “El monstruo de los colores” y trabajarlo en clase.

- Otros títulos son: “Enfadado”, “Paula y su cabello multicolor”, “El pez arcoiris”, “Miedo”, “la flor más grande del mundo”, et. Y todos ellos tratan de emociones diferentes.

- Leer cuento "Las emociones de Nacho", de Liesbet Slegers, ed. Edelvives )

- Visualizar cortometrajes sobre emocionasen Internet.

- Realizar ejercicios de relajación y meditación.

- Elaborar en el aula un “emocionómetro”: y colocar gomets con foto de los  niños, según el estado de ánimo de los niños.

- Colorear caritas con diferentes emociones.

- Crear una careta alegre.

- Decorar una caja vacía y meter dentro un espejo, y cuando queramos la abrimos y preguntamos ¿Qué ves? Y ver cómo nos sentimos. (Y ver lo positivo)

- Expresar mediante la pintura y las técnicas plásticas el estado de ánimo del niño.

La forma para evaluar la educación emocional con el alumnado de infantil sería mediante los siguientes item (en un cuadro de doble entrada rellenando la casilla correspondiente de nunca, a veces, siempre)

  • Cuando me piden que haga algo me niego o acepto.
  • Conozco las cosas que me ponen alegre y las cosas que me ponen triste.
  • Me pongo en el punto de vista del otro y me doy cuenta de lo que siente.
  • Me conozco a mí mismo, se lo que pienso y lo que hago.
  • Entre otras.

En definitiva, trabajar la educación emocional día a día, lograremos una mayor motivación y ganas de aprender, aumentaremos la concentración del niño, favoreceremos las relaciones afectivas, la intuición y percepción…y trabajamos la Educación emocional en el aula conseguiremos que los niños sean felices.

BIBLIOGRAFÍA

                                                                       Maribel Pardo López

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.