Big data y la enseñanza de lenguas extranjeras

por | 26 septiembre, 2017

La presencia de las nuevas tecnologías de la educación y la comunicación (TIC) en el ámbito de la educación, ha propiciado un cambio que irrefutablemente era necesario y esencial, para darle sentido al nuevo horizonte sobre el que se extiende actualmente y que parece no estar acotado, pese a lo que se creía. Debido al uso de las TICs dentro del aula, el concepto de enseñanza y aprendizaje ha sufrido un cambio radical en cuanto, a la enseñanza de lenguas extranjeras y resto de materias a impartir en el aula. Dicho uso ha posibilitado y empoderado al alumno poniendo a su disposición herramientas tan cotidianas para ellos como pueden ser los blogs, correos, redes sociales, plataformas y un largo etcétera. Estas herramientas han dejado de ser tal, para mimetizarse y transformarse en medios de comunicación, son el vehículo a través del cual se realiza un aprendizaje tanto activo como pasivo, recibiendo siempre un feedback inmediato.

Constantemente surgen nuevas tendencias que se quedan o desaparecen en una sociedad que está constantemente renovándose. La educación también evoluciona constantemente y surgen nuevos conceptos, nuevas metodologías o modelos de escuelas que te dicen qué y cómo enseñar. El big data, es un nuevo concepto relacionado no solo con internet sino también con la educación, puesto que abre un amplio abanico de posibilidades para su aprovechamiento, además está cobrando cada vez mayor fuerza para convertirse en (la mayor) una gran fuente de acceso a la información por parte de los alumnos. En estrecha vinculación con el big data hay quien aboga por suprimir la limitación de una clase a 55 minutos así como por la agrupación de los alumnos por su edad. Es indudable que todo esto se revisará en los próximos años y el big data será un agente primordial para la transformación física y psíquica del aula y del alumnado. Pero, ¿qué es en realidad el big data? ¿qué papel desempeña dentro de la educación? Big data es un sistema disciplinar que se encarga de manipular las grandes cantidades de información (de datos) que se producen continuamente mediante internet. Tecnológicamente, big data hace referencia al almacenamiento y análisis de cantidades grandes de información que permite analizar patrones y analizar estadísticas entre otras muchas tareas. Está información que se genera debe ser aprovechada en el aula para la enseñanza de lenguas extranjeras mediante el uso de plataformas, actividades online, blogs, ya que a través de estas, el alumno se convierte en agente de su proceso de aprendizaje, a la vez que adquiere competencias básicas y habilidades que le ayudarán en su vida laboral. Por tanto, big data fomenta un desarrollo personalizado e individualizado del proceso de enseñanza-aprendizaje proporcionando también datos de interés acerca de la evolución y progresión de éste. Hablando metafóricamente, sería una muestra de una probeta cuyo análisis nos permite recabar información para reconducir el proceso sin que el alumno tenga que pedirlo, ya que nosotros recibiremos un informe en el que observaremos el progreso de cada lección, si ha tenido que repasar contenido antiguo. Así, detectaremos debilidades y fortalezas siendo capaces de predecir en que ámbitos los estudiantes requerirán apoyo. Este panorama nos permite diseñar hojas de ruta en función de las necesidades individuales de cada alumno. En lo referente a la experimentación con big data dentro del aula educativa, el referente es Max Ventilla que en el 2014 fundo AltSchool, un conglomerado de ocho escuelas distribuidas entre California y New York. La base es que los alumnos trabajan con contenidos adaptados de manera individualizada con toda la tecnología disponible a su alcance, lo que permite al profesor centrarse en asignar tareas de mayor envergadura, así como ayudarles con los conceptos problemáticos. Las aulas reescriben su nombre para convertirse en mini-laboratorios, porque al fin y al cabo es un experimento educativo en el que no hay niveles de grado y los alumnos con edades comprendidas entre los cuatro y catorce años son divididos en tres grupos.

Ignasi Alcalde sostiene que hay tres tipos de datos, los cuantitativos y basados en números puros, los datos de interacciones sociales de los cuales se pueden crear grafos de red y los que permiten un análisis de calidad, para medir la calidad de las aportaciones e interacciones.

Está en nuestra mano hacer un buen uso de la información, a la vez que se brinda la oportunidad al alumno para que progrese a su propio ritmo sin que vaya en detrimento del grupo. Big data es importante porque como podemos ver, ofrece un aprendizaje personalizado en tiempo real y posibilita que el entorno educativo (alumnado, profesorado, asociaciones de padres y estos últimos) entienda el proceso del aprendizaje y se sume al proyecto.

Es obvio que el sistema educativo no solo evoluciona, sino que en determinados momentos implosiona por la novedad del concepto en sí. Es primordial dada la naturaleza del sistema, adaptarlo al entorno digital con el que crecen los alumnos, tan diferente y anticuado del nuestro. Esta situación también fuerza al profesorado a formarse, adaptarse y evolucionar acompañando y adaptándose a las necesidades del proceso y del alumnado. Los cambios que implica esta nueva concepción de la enseñanza dentro de la revolución educativa, nos ayudan a comprender la importancia y la buena implementación de las herramientas en el aula educativa, convirtiéndose en el medio a través del cual fluye el conocimiento. El docente se encuentra ante un gran reto, un desafío que se está convirtiendo en el futuro de la educación y en el que el rol que desempeñará, será como líder del cambio y agente para que el alumnado desarrolle las competencias necesarias.

Imagen tomada de http://www.stockvault.net/free-photos/big+data/

BIBILIOGRAFIA

Mayer-Schönberger V, Cukier K. Big Data: A Revolution that will transform how we live and think. MA: Houghton Miffin Harcout 2013

Mayer-Schönberger V, Cukier K. Learning with Big Data: The Future of Education. MA: Houghton Miffin Harcourt. 2014

http://universoup.es/5/explorandoelhorizonte/los-big-data-en-la-educacion/

http://endermetrics.com/es/2015/06/la-revolucion-del-big-data-en-la-educacion

http://www.relpe.org/dos-posibles-caminos-del-big-data-en-educacion/

www.powerdata.es/bigdata

http://www.eldiario.es/hojaderouter/nexo/AltSchool-educacion-colegios-ensenanza-Alina_Politzer_6_601299893.html

Cristina Gutiérrez Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.